Páginas

domingo, 15 de mayo de 2011

Hablando del TDAH

La sincera, valiente y de buena costura entrada de Jose y Amaia da que pensar.
Vamos por partes:
Ellos hablan del TDAH, del excesivo diagnóstico de esta patología.
¿porque se ha hecho tan frecuente este diagnóstico?
Pienso que hay una campaña interesada, con intereses comerciales, para que esta patología sea conocida y diagnosticada. Creo también en la buena fe de los médicos que no obran por su lucro personal sino en beneficio del paciente, según un modelo y una información.
También creo que en el modelo médico-estadístico actual se ha dado preponderancia al síntoma asociando de una manera fuerte síntoma con enfermedad (la tristeza es depresión, la ansiedad es trastorno de ansiedad). Además han conseguido evitar los diagnósticos diferenciales mediante la tan traída “comorbilidad” que trae burradas como esta.
En otro orden de cosas las ramas del conocimiento de lo humano se han basado en la conducta, negando el mundo interno y la biografía del individuo. Llevamos ya tiempo hablando de lo observable, lo medible, lo visible, y evitando hablar de lo que causa esa conducta -excepto en el terreno bioquímico/especulativo-.
Esto ha llevado a un estilo de pensamiento en el que la patología procede de la conducta y una conducta es un síntoma que trae una enfermedad. (al final volveré sobre esto)

Creo que hay niños, muchos niños, con déficit de atención pero no creo que todos los niños con déficit de atención sufran un TDAH.
En esta patología el déficit de atención parece lo esencial, la piedra angular de esta enfermedad.
Pues bien, podemos decir que prestar atención consiste en focalizar selectivamente la constante información sensorial que recibimos (mientras leo esto siento las piernas, oigo el buzzzzz del ordenador, ruidos a lo lejos... pero -sin quererlo- no les presto atención), "decido" a que tengo que atender, que zonas cerebrales temporizar con las respuestas apropiadas.
Para prestar atención he de estar alerta, focalizado, concentrado y frenando respuestas automáticas.
Es de todos sabido que la atención es una función neuropsicológica en la que se hayan involucrados desde los órganos de los sentidos hasta la corteza cerebral, No es tan simple como dicen en El Pais Semanal, “un problema de transporte de la dopamina en el cerebro, un déficit en el lóbulo frontal”
Las estructuras que afectan a la atención no es sólo el lóbulo frontal, está el sistema reticular mesencefálico, el córtex parietal posterior derecho y las conexiones corticales y subcorticales de ambos, zonas del cingulado anterior, prefrontales laterales, el núcleo caudado del neoestriado... Y tanta importancia como la dopamina la tienen las vias noradrenérgicas

Asi pues cualquier afectación a cualquier nivel va a alterar la capacidad de atención y cualquier problema (desde el hambre a la ingesta de tóxicos pasando por pensamientos intrusivos, preocupaciones, o enamoramiento) hace que se altere la atención. La atención es tremendamente sensible y cualquier patología o incluso circunstancias no patológicas pueden hacer que se altere.
Ya que no puede tocar su vía prefrontal lateral, haga un experimento más sencillo: preste atención a una explicación tediosa una tarde de mayo en la que a través de la ventana un amable sol calienta la brisa que acaricia una fresca hierba. O preste atención al telediario con un dolor de muelas. Evidentemente presentará un deficit de atención, pero no un TDAH.

Escribiendo lo fácil que es tener el síntoma de déficit de atención no estoy escribiendo nada nuevo. Ya los sabios que redactaron/parieron el DSM IV sabían estas cosas. Por eso incluyeron en los muy usados criterios del DSM el criterio E, que dice:
E. Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico, y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o un trastorno de la personalidad).

Asi pues antes de diagnosticar un TDAH lo primero es descartar un trastorno del estado de ánimo, o un trastorno de ansiedad.
Es decir si a un niño le están maltratando en el colegio, sus padres se han divorciado, su padre le atiza o abusa de él/ella, no sabe que será de su vida porque oye decir en su casa que no saben si llegarán a fin de mes, etc.... es decir, si existen causas de ansiedad, o de alteracion del ánimo no puede diagnosticarse un TDAH. Será normal que presente un deficit de atención, pero no por un TDAH, sino por otras causas. (Ahora se entiende mejor porque esto es una burrada)
Es feo contar esto en público pero lo contaré: Los niños sufren. Tienen tristeza, ansiedad y depresión. Tienen problemas que viven como grandes problemas. Diferentes de los adultos, pero problemas. Y los adultos que dicen que los niños viven en un mundo feliz, más feliz que el nuestro, tienen los ojos cerrados.

A veces me comentan de niños diagnosticados de TDAH en una sola visita de diez minutos. Para decir que un niño no presta atención no hacen falta más de tres minutos de charla. Para diagnosticar un TDAH hace falta una exploración psicopatológica delicada, atenta, cuidadosa y trabajosa. Yo no podría hacerla en menos de seis horas.

En resumen, hay muchos niños desatentos pero pocos -muy muy pocos- con TDAH.
Y volviendo al síntoma=enfermedad=tratamiento, explicado con un ejemplo simple, al modo lógico.

Si llueve la calle se moja,
La calle está mojada por lo tanto ha llovido.

Si un niño padece TDAH saca malas notas
un niño saca malas notas por lo tanto padece TDAH.

Un error lógico que ya citamos en alguna ocasión y que suele cometerse.


La imagen de http://www.recorreribiza.com/2009/03/es-vedra-i.html

4 comentarios:

Jose Valdecasas dijo...

Muy interesante, y más viniendo de alguien con experiencia en psiquiatría infantil.

Supongo que en parte se sobrediagnostica porque ello crea una situación en que todos ganan: el psiquiatra pone etiqueta y pastilla correspondiente y no tiene que pensar más; los padres quedan liberados de culpa y responsabilidad de una tacada, el colegio no tiene que preocuparse de qué le pasará al niño; y el laboratorio hace un negocio fabulososo (uno más).

El niño es el que a lo mejor sale perdiendo, pero qué le vamos a hacer...

Besos y abrazos.

Miguel dijo...

Gracias Jose. Ya ves que das pie a reflexionar y ha estar más reivindicativo.
Como señalas e este comentario hay una tremenda dejación de responsabilidad, se atribuye todo a fallos genéticos y neuroquímicos y así no nos planteamos el sistema educativo, ni la crisis de la familia como institución pilar de la sociedad, ni la sociedad: un movimiento deshumanizador de "antifilosofia".
Pero si nos ponemos en este plan Kierkegaard no nos van a invitar a ninguna fiesta ;-)
Besos y abrazos

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Yo añadiría compañero un factor importante que no tiene, en cierta forma, nada que ver con el maltrato o el sufrimiento infantil, aunque podría ser considerado así. Me explico.
Un niño que no es CONTENIDO desde pequeñito se convierte en un salvaje que hace lo que le da la gana en cuanto le da la gana. Se nos olvida que la educación es algo que NO ES NATURAL y que requiere ESFUERZO, mucho esfuerto, energía, constancia y COHERENCIA por parte del educador. Y si no hay cualquiera de estas cositas, o la hay en muy poca medida, el niño no será capaz ni de contenerse, ni de aplazar sus necesidades, ni para prestarle atención a algo que requiera un esfuerzo. Creo que no es una cuestión de vías dopaminergicas, no es una cuestión médica, creo que es una cuestión educativa en gran medida. Por supuesto que estoy de acuerdo en el sobrediagnóstico y en los motivos..
Saludos.

Miguel dijo...

Pues si, Jesús estoy de acuerdo. Pienso que la plasticidad cerebral (y genética) están minusvaloradas y que esas vias dopaminérgicas se pueden modificar con educación. Pedreira comentaba que existen tres C en la educación:
Consistencia,Coherencia y Continuidad.
También comparto que un niño "natural" es un niño salvaje (de aveyron) y que lo natural en el ser humano es ser artificial... es el precio por vivir en sociedad.
Un abrazo y que sepas que se echan de menos tus enjundiosas y socarronas entradas. No sé que pasa que ls obligaciones nos alejan de los pixeles de la pantalla: Jony de ocupaciones, Lisardo de tesis, y tú de flamante presentación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.