Páginas

lunes, 21 de noviembre de 2011

Antidepresivos: la disforia tardía

Esta entrada se basa en una publicada por Jose y Amaia en Postpsiquiatria. El trabajo es suyo, yo simplemente he leído los enlaces que apuntan, y lo he re-escrito de manera más divulgativa para publicarla en prensa local (concretamente en el prensa pitiusa, un semanario de Ibiza y Formentera).


La disforia tardía:


Parece ser que nos encontramos ante la existencia de una nueva enfermedad mental. Se sospechó su existencia en los años 90, cuando proliferó el uso indiscriminado de antidepresivos.
Es vox populi que suponemos que los antidepresivos del tipo ISRS, (paroxetina, fluoxetina, citalopram, sertralina,...) actúan Inhibiendo Selectivamente la Recaptación de Serotonina, de allí su nombre. En pocas palabras querría decir que una neurona -la llamaremos neurona uno- saca serotonina y la de al lado -neurona dos- recibe esa serotonina y "se alegra". Pero la neurona uno, que ha lanzado la serotonina, enseguida la recoge y entonces la otra neurona dos deja de alegrarse. ¿Cómo actua la pastilla?, pues simplemente evita que la neurona uno recoja la serotonina. Así la serotonina está más tiempo disponible y la neurona dos se pone alegre más tiempo. Esta es una explicación simplista, pero ilustra la hipotesis del funcionamiento de este tipo de fármacos.
A corto plazo parece sencillo, pero ¿que pasa a largo plazo?, ¿que pasa cuando la neurona dos está continuamente alegre? ¿que le pasa a la neurona uno que no recupera la serotonina lanzada? ¿es bueno alterar la "ecología del cerebro" de una manera tan brusca y repentina?.




El primer antidepresivo ISRS se comenzó a comercializar en 1986 y fue un gran éxito: en doce años se vendieron más de 86.000 millones de las antiguas pesetas solamente en España. Todos sabemos el nombre del primer ISRS porque ha dado ha dado título a peliculas (prozac natión), a libros (Amor,curiosidad, prozac y dudas), canciones pop ("planeta prozac" de Revolver), canciones hip hop ("prozac" de vanilla ice)hasta un grupo de música alternativa se llamaba Prozac ,... el Prozac forma parte de la cultura de los 90.
Se ha observado -coincidiendo con la comercialización de los ISRS- dos factores que han preocupado al mundo de las neurociencias: un aumento de cuadros de depresión (que hacia 1980 la padecían de 50 a 100 personas por millón, y en la primera década de este siglo de 100.000 personas por millón) y la aparición de cuadros denominados "depresión resistente al tratamiento". Al inicio de la comercialización de los ISRS el 10-15% de los pacientes con depresión mayor presentaban depresión resistente al tratamiento. Sin embargo, estudios de 2006 hablan ya de casi un 40% de pacientes con depresión resistente.
Se ha discutido mucho por los factores que han elevado el caso de depresiones, y más aún las “resistencias” a los antidepresivos. Parece que por fin se ha descubierto lo que aumenta las depresiones: los propios antidepresivos.
Recientemente, en enero de este año, se ha publicado un articulo en el que se dice que: "hay indicios de que, en algunos individuos, el uso persistente de antidepresivos puede ser pro-depresivo". Parece ser que el organismo, para compensar el exceso continuado de serotonina, disminuye la cantidad de receptores, se hace "resistente" a la serotonina. Explicado de manera sencilla, la neurona uno al no recoger la serotonina no puede crear serotonina nueva, y la neurona dos (que se alegraba por la serotonina) se aburre de la cantidad que tiene y se queda triste. Y por más serotonina -u otras sustancias- que le añadas ya no se alegra
El nombre elegido para denominar a estas depresiones creadas por los antidepresivos es el de disforia tardía.
Hace unos quince años cuando la gente preguntaba "llevo años tomado antidepresivos, ¿será malo?" La respuesta era que no había estudios al respecto, que eran fármacos relativamente nuevos y se aconsejaba prudencia con su uso, porque no se conocian sus efectos a largo plazo: ¿Como saber lo que pasará si se toma durante diez años cuando el fármaco se ha creado hace dos años?
Ahora, que ya hay estudios, parece que el largo plazo, para determinadas personas, será bastante negativo y se engloba bajo el nombre de disforia tardia.
En un próximo escrito explicaremos los experimentos llevados a cabo para valorar los múltiples problemas de estos modernos antidepresivos.


La foto de Joan costa, aquí:http://www.recorreribiza.com/2011/11/sa-creu-den-ribes.html

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y claro, ese es un problema derivado del abuso de las drogas, y que ya el camello del barrio conocia bien. Se le llama tolerancia, y en eso la química explica bastante bien lo que hay que hacer para llegar ahí.
Buenos argumentos para prevenir esta lacra adictiva promovida en nuestros centros de salud.
Jesús.
Saludos.

Anónimo dijo...

Como sabes, escribo y contesto de una forma absolutamente irreflexiva, así que cuando lo he pensado un fisco, me he mosqueado otro tanto. Me parece el colmo de la perversión, el que se aplique semejante etiqueta a algo que es solamente tolerancia. Se engaña a la gente para que crea que tiene que tomar una pastilla porque lo de ellos es algo químico que no tiene que ver con su vida, y cuando les deja de hacer efecto (reitero, como cualquier droga) se les engaña para que crean que lo suyo es otra enfermedad química (aunque aquí no van del todo desencaminados, en cierta forma).
Perverso a mas no poder, e intereantísima también la entrada, no solo por el contenido, sino por su pertinencia y colocación (de situación, no de colocón...).
Saludos.
Jesús.

Miguel dijo...

Jesús, estaba el otro día respondiendo al comentario en la entrada anterior, la del cannabis, y cuando llevaba unas cien palabras un apagón evitó que se publicase,..
En ella decía, entre otras cosas, que los antidepresivos también son perjudiciales.
Parece que no es sólo tolerancia, parece que es algo más grave por los efectos que causan.
El síndrome de abstinencia que causan los antidepresivos si que es triste que lo llamen "síndrome de discontinuación", porque es un síndrome de abstinencia (mono) pero esto es que parece ser algo más. Tiene un plus de patología. parece que el nombre se basa en el síndrome discinético de los neurolépticos,... no es sólo tolerancia, es peor.
Aquí lo tienes en inglés, en una revista con nombre coherente: "hipótesis médicas"
http://www.madnessradio.net/files/tardivedysphoriadarticle.pdf
Ahora la pregunta:
¿los afectados a quién piden responsabilidades? ¿los médicos que hemos utilizado antidepresivos a quien pedimos responsabilidades?...
La responsabilidad cada vez se diluye más..., pero el responsable último es quien permitió la comercialización de estos fármacos sin avisar de su uso a largo plazo.
En las Benziodiacepinas se nos avisa de "no más de dos semanas", en los ISRS no avisa de nada....
En fin, desde el cabreo y la patada escribo...
Abrazos.

Anónimo dijo...

Mas me valdría que alguna vez me pasase eso a mi, y un "apagón" se llevase al limbo de los datos lo que he escrito, aunque como diría un buen amigo mio, "entonces no serias tu, serias otro...".
En cuanto a lo que apuntas sobre los antidepresivos, solo puedo decir que "Jopeta¡¡¡¡¡...", que nunca se acuesta uno sin aprender algo nuevo, y que a los afectados "ya se lo pagará Dios" que para eso está, porque como bien dices, aquí nadie es responsable de nada, solo de las luchas heróicas y de los méritos.
Abrazos.
Jesús.

pere dijo...

¿responsabilidades?
"Las victorias tienen cien padres, las derrotas son huérfanas " (proverbio árabe)
salud!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.