Páginas

miércoles, 14 de diciembre de 2011

El TAI, el paciente 2.0, y la tercera ley de Newton

Explicaré el título de esta entrada comenzando por el final:
Los que frecuentan este blog saben que a veces hago referencia a la tercera ley de Newton. La ley dice: Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: o sea, las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto.
Soy un ignorante en el tema de la física - yo soy de letras-, pero esa ley me parece muy útil para dar explicaciones a hechos de la historia, aspectos sociales actuales y partes de la dinámica de grupos pequeños. 
Sabemos que con el TAI se "ausenta" la locura. Se le da un fármaco por ley a un paciente -habría que definir paciente, habría que definir ley- por su propio bien y el de su comunidad, sin tener en cuenta que opina. 
A la vez, otro paciente habla con su médico de igual a igual sobre una información que ha obtenido en la red y le pide que no le ponga determinado fármaco, o que no vacune a sus hijos, o que sus síntomas son compatibles con una rara enfermedad (y encima acierta).
Una corriente promociona el paciente informado y responsable
Con el TAI se deriva la responsabilidad hacia el juez .Es el otro. No es uno mismo en primera persona el que actúa.  Uno delega la responsabilidad. Informa y espera. Uno es un agente social que ha localizado -objetivamente- un sujeto objeto de TAI, e informa. Nada personal. Se impone la moda de que se tomen las decisiones en una "comisión" donde nadie es responsable de nada, todo queda diluido. No hay responsable de comisión. 
Con el paciente 2.0 es un cuerpo a cuerpo, una discusión, una decisión del paciente, una responsabilidad compartida, ...emponderado es el nuevo término que fija el concepto


Quizás por eso vuelve con fuerza el TAI. Hay que compensar este movimiento de personas informadas y con espíritu crítico. La victima ideal para la tercera ley de Nexwton, para ese movimiento en contra del emponderamiento: el "loco", el señalado, al que se le puede despojar de todo porque perdió la razón.
Así que frente a la toma de responsabilidades y decisiones basadas en la información, la confianza médico paciente,  surge la irresponsabilización del paciente (y del profesional cuidador).
Emponderemos, pero no al "loco", con una bioquímica cerebral diferente. 
Demos oportunidades, pero no a los desfavorecidos que no las aprovechan.
Pensar sobre el TAI nos muestra la cara más fea de nuestro sistema.

la foto de http://www.recorreribiza.com/2011/12/recorrer-port-des-torrent-hasta-cala.html

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El problema del poder es que no es tal si no se ejerce.
Y una vez entre en funcionamiento el TAI, ten por seguro que se aplicará. Siempre para bien....
Jesús.

Raúl y Almu dijo...

Recordatorio: Miguelico, mi amol, me debes una entrada sobre la verdad desde hace muchos meses... Lo recuerdas? Dime algo más que nada porque me siento un pelín tontuzo esperandola. Un saludo y Felices Fiestas!!

pere dijo...

Miguel, ¿cuantas veces has oido mentar la Declaración de Derechos Humanos? calculo que muchas. ¿cuantas veces has oido mentar la Declaración de Responsabilidades y Deberes Humanos? sospecho que muy pocas veces.
El caso es que derechos y deberes van unidos. La progresiva pérdida de derechos va de la mano al abandono de responsabilidades.
Nadie es reponsable de nada, ergo, nadie tiene derecho a nada.

El TAI es un paso más; más grave pero no distinto a otros (p.ej:¿has tenido alguna vez un 'desacuerdo' con una compañía grande, como las de telefonía? ¿que tal la 'igualdad' constitucional?)

Me temo que tendremos que asumir alguna responsabilidad, además de maldecir a 'los malos'.

Un abrazo,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.