Páginas

miércoles, 1 de septiembre de 2010

la television es nutritiva

Un grupo de pop de los 80 llamados Aviador Dro cantaban: “la televisión es nutritiva”.

Puede que tuviesen razón, puede que no. No sé si es o deja de ser nutritiva pero lo cierto es que muchos se alimentan de ella.

La televisión es omnipresente, y omnisciente pues se considera que todo lo sabe. Ante cualquier información que demos, la frase: “lo han dicho por la tele” pone el sello de autenticidad, lo da por cierto. Aunque por la tele se vean conejos que hablan, productos milagrosos que curan todo y el chocolate es bueno si lleva más leche y menos cacao (cuando lo bueno del chocolate es el cacao).Por cierto leer los slogans de los diferentes productos que algunos asustan.

Un ejemplo de desinformación peligrosa es que una adolescente, seguidora de series de televisión, me dijo que el sida no se transmite por besos en la boca, que lo habían dicho por la tele. Así que tuve que explicarle que el beso social – el de saludo- tiene un riesgo cero y el beso en la boca –también llamado húmedo- tiene un riesgo muy bajo pero no de cero (de hecho se ha constatado un caso), que aunque hubiesen dicho por la tele que no pasaba nada, era un dato erróneo y además falso. Le explique que la serie “física o química” no es una serie informativa, ni mucho menos educativa. Cuando vio en Internet, la información del sida, y el riesgo de transmisión por “beso húmedo” se convenció.

Respecto a la salud, comentar que en el número de diciembre de Archives of Internal Medicine, publicaron que reducir el tiempo frente a la televisión a la mitad podría ser la solución para evitar la plaga del siglo XXI, la obesidad.

Además, ver demasiada televisión de niño predispone a tener una peor salud de adulto. Un estudio neozelandés confirmó que pasar más de dos horas diarias ante el televisor durante la infancia y la adolescencia da como resultado un peor estado de salud al llegar a adulto. Hicieron un estudio prospectivo a mil chavales desde los tres años hasta que cumplieron los 26. Tras descartar otros posibles factores causales, culpan al matar demasiado tiempo frente a la televisión de un 17% de los casos de obesidad, de un 15% de los niveles altos de colesterol, de un 17 % del tabaquismo y de un 15% de la deficiente forma física.

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), "Cada hora de consumo de televisión en niños entre 1 y 3 años incrementa un 10% las probabilidades de presentar trastornos de atención a la edad de 7 años. Esta cifra aumenta al mismo tiempo que lo hacen las horas de consumo de televisión". Esa controvertida enfermedad de déficit de atención –al que habrá que dedicar un artículo algún día- parece que podría tener parte de su causa en ver la televisión.

Y por si esto fuese poco el estar delante de la televisión nutriéndonos de dudosos conocimientos en el Archives of General Psychiatry de febrero del 2009 publicaron un estudio impecable. Tomaron a 4.142 adolescentes quienes inicialmente no eran depresivos. Después de 7 años de seguimiento 308 (7.4%) reportaron síntomas de depresión. Al controlar factores aquellos que informaron de un mayor uso de televisión tuvieron probabilidades mayores de desarrollar depresión. No hubo relación entre el desarrollo de los síntomas depresivos y la exposición a vídeos, juegos de ordenador o a la radio, pero si con la televisión.

De momento queda demostrado que ver la televisión favorece la obesidad, empeora la salud física, favorece la depresión,..

En otros artículos hemos visto que el tiempo para la reflexión y el cuidado personal, el deporte y las relaciones sociales son positivos para la salud física y mental. El tiempo que dedicamos a escuchar como Belén Esteban grita por defender a su hija es tiempo que no dedicamos a la reflexión y el cuidado personal, el deporte y las relaciones sociales. Pero no sólo es un tiempo que no aprovechamos para estar mejor. Es un tiempo que ayuda a que nos encontremos peor.
La televisión es nutritiva, pero es comida basura.

6 comentarios:

Maribel Rodríguez dijo...

Totalmente de acuerdo con tus comentarios. Y gracias por los datos. Muy interesantes y "nutritivos".

Saludos

Maribel

Jesús Castro Rodríguez dijo...

A mi me parece que es una simplificación. El problema es mas serio. La televisión es el medio para pasar el tiempo. ¿Donde estan los padres de esos niños y adolescentes mientras ellos están delante de la TV?¿tienen otras opciones?¿a esos mismos niños, les das la posibilidad de bajar a la calle en un entorno "humano" y no dejan la televisión atrás"?¿se ha hecho el estudio en un entorno rural o en nuestras "amables" y "humanas" ciudades?.
Saludos.

Miguel dijo...

Saludos. Gracias por los comentarios.
Jesús el problema sí que es más serio y para responder a una sola de las cuestiones que planteas para mí sería necesario un libro, no una entrada.
Las respuestas son complejas y desde una perspectiva más global/social, que desde la particular de la salud mental de despacho y lecturas.
¿Mi opinión? Brevemente diré que creo, quiero creer, que los padres tienen otras opciones, pero que las desconocen (el porqué las desconocen es largo y complejo) . Que los niños tienen otras opciones pero que no las conocerán si los padres no se implican en la crianza de una manera activa, responsable y agotadora (estoy buscando un artículo sobre la siesta de 10 años pero no lo encuentro....dame tiempo). No sé si te has leído la entrada de “la comercialización de la ciencia” pero toco un poco esto.
No conozco si el estudio fue en ambiente urbano o rural, pero ya sabes que la enfermedad mental grave es más frecuente en niños nacidos en el medio urbano anonimatizador y que evita el apoyo social del clan/tribu/barrio. La ventaja del entorno urbano es para fines de producción y rendimiento, -otra epidemia de nuestra cultura-.
Desde luego el tema es más complejo. Yo digo "manzana", y no entró, en este momento, en rama tronco raíz nutrientes sol y sobre todo, pesticidas, dueño del manzano y empresa de pesticidas….
Por cierto como sigas haciéndome pensar tanto, saliendo del caso individual para salir a la sociedad, volveré a las ideas freudomarxistas, pero eso si: tamizadas por la espiritualidad y la búsqueda de lo positivo. Quizás no debería limitarme a decir que la televisión es mala y apoyar esa opinión en estudios, pero la intención del blog es divulgativa y amable.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola. Creo que es sumamente perjudicial obviar la visión global/social del problema. Si los expertos tratan la TV o los videojuegos, como si fueran el problema, la gente lo tratará como él problema. Y eso ahora mismo es lo mas frecuente. Imagínate en el pellejo de un niño de mi barrio, que no puede salir a la calle ni estar con sus amigos (Santa Cruz es una ciudad de las mas horrendas del mundo occidental, jamás puedes tomarte un café a menos de diez metros de un coche), que se queda en un piso de una media de 60 metros cuadrados, a veces solo, a veces con sus padres que a su vez, de derrotados que están de lo único que tienen ganas es de ver la TV y no están para educar (eso, estoy de acuerdo, es agotador). Y encima, esos mismos padres suman una preocupación y hacen un esfuerzo estúpido. Castigar al niño con no ver la TV o quitarle los videojuegos, porque claro, son adictivos y perjudiciales, cuando en realidad es de las poquitas opciones interesantes que le quedan al crio metido en cuatro paredes.
¿Visión marxista?¿antisistema?. No lo sé. Se que ningún sistema es perfecto, y este tiene estos problemas, que como bien dices, reflejan muchos estudios. El que ninguno sea perfecto no implica que tengamos que ver o tratar con una versión parcial, simplificada o reduccionista del mismo, ya que esto, en muchos casos, quita la posibilidad de que la gente que pueda hacerlo distinto, ponga buenas soluciones u opte por otro modo de vivir.
O al menos, que exijan a nuestro políticos ciudades mas humanas. A mi alcalde y anteriores, por lo que han hecho en mi ciudad habría que encerrarlos en la carcel por muchos, muchos años.
Siento los quebraderos de cabeza, y si no te resultan demasiados, me gustaría poder seguir comentando tus entradas. Disculpa si en alguna ocasión resulto molesto por las formas o el contenido, y gracias por tu atención.
Saludos.

Miguel dijo...

Estimado Jesús. De acuerdo en que atacar el síntoma no es la solución, y que hay que dar opciones a los padres, a los niños, a los ciudadanos. Lo que planteas de “Si los expertos tratan X, como si fuera el problema, la gente creerá que X es el problema” es cierto.
Veo que lo que critico en psicoterapia individual de hablar del síntoma, sin entrar en el mundo interno del individuo, en su sistema mental, es un poco lo que hacemos cuando publicamos estos artículos: mostrar el síntoma, pero no toda la “economía” que hay alrededor de ellos, desviar la atención del problema y dar paños calientes que calman la ansiedad.
Sobre los quebraderos de cabeza, que me causan otras opiniones son muy enriquecedores, el motivo del blog es -aparte de la visión amable y fácil- el encontrar un dialogo que resulta difícil de encontrar viviendo en una isla . En ningún momento resulta molesto un comentario. Es necesario el dialogo, la otra postura y el ser radical, “intolerante con la absoluta tolerancia que existe en la sociedad para cosas que interesa conservar” que decía una canción.
Si no fuese así el blog sería un soliloquio.

Y seguiremos con lo del cannabis que aun no me ha dado tiempo a redactarlo

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Pues estamos en absoluta sintonía. Respecto al tema de la discusión, en el tiempo que llevo con los blogs (y va para un lustro, entre unos y otros...), la verdad, es escasa, así que es una suerte encontrar gente que no solo no la evite, sino que además la fomente. Es una buena forma de avanzar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.