Páginas

domingo, 30 de octubre de 2011

40% de europeos sufren enfermedad mental

¿Como no cabrearse?, ¿como no molestarse ante este tipo de titulares?: "Casi el 40% de los europeos sufren enfermedades mentales"
Lo han colgado en el centro de salud mental, posiblemente un profesional, justo enfrente de mi despacho, así que cada vez que salgo a buscar un paciente me encuentro con esta admonición monstruosa, esta maldición bíblica: el 40% de tus amigos, conocidos, vecinos, conciudadanos europeos sufrirán enfermedad mental.
He buscado en Internet el titular y me encuentro que sale referido en todas partes. numerosos periódicos se han hecho eco de ello. Supongo que para proclamar la profecía e incitar a que sea un profecía autocumplida. ¿Nadie se extraña de esta pandemia (europea)?, ¿nadie ve un poco raro está cifra?
La parte buena: que los enfermos mentales (por su frecuencia) son casi normales.
Las dudas: si hay tantos enfermos mentales en Europa ¿no será que la enferma es la sociedad europea?
Si dijesen que en Australia hay un 40% de enfermos mentales ¿viajarías a Australia? ¿te irías a vivir allí?




El artículo no tiene desperdicio. No hace falta ser un lector avezado en politica sanitaria para leer entre lineas. Hay que leerlo con detenimiento (pero no mucho) para ver como quieren movilizar la opinión pública, cuales son las mentiras que dan por verdades.

Lo transcribo entero:

Los europeos están asediados por las enfermedades mentales y neurológicas, y casi 165 millones de personas o el 38 por ciento de la población sufre cada año un desorden cerebral como depresión, ansiedad, insomnio o demencia, según un gran estudio nuevo hecho público el lunes.Dado que sólo alrededor de un tercio de los casos reciben la terapia o medicación necesaria, las enfermedades mentales suponen unos enormes costes económicos y sociales - calculados en cientos de miles de millones de euros - ya que los que las sufren están demasiado mal como para ir a trabajar y sus relaciones personales se resienten.
"Los trastornos mentales se han convertido en el mayor desafío para la salud de la Europa del siglo XXI", dijeron los autores del estudio
Al mismo tiempo, algunas grandes compañías farmacéuticas están retirándose de inversiones en investigación sobre cómo funciona el cerebro y cómo afecta al comportamiento, haciendo recaer la responsabilidad de pagar la financiación en neurociencia a gobiernos y organizaciones benéficas.
"El inmenso desfase en el tratamiento (...) para los desórdenes mentales tiene que cerrarse", dijo Hans Ulrich Wittchen, director del instituto para psicología clínica y psicoterapia en la Universidad de Dresde y el principal investigador del estudio europeo.
"Los pocos que reciben tratamiento lo hacen con considerable retraso de una media de varios años y raramente con las terapias apropiadas y actualizadas".
Wittchen lideró un estudio de tres años que cubrió 30 países europeos - los 27 de la Unión Europea más Suiza, Islandia y Noruega - y una población de 514 millones de personas.
No había disponible una comparación directa de la prevalencia de la enfermedad mental en otras partes del mundo porque estudios diferentes adoptan parámetros diversos.
El equipo de Wittchen se fijó en unas 100 enfermedades que cubren todos los grandes trastornos mentales, desde ansiedad y depresión a adicción o esquizofrenia, así como grandes enfermedades neurológicas como epilepsia, Parkinson y la esclerosis múltiple.
Los resultados, publicados el lunes por la revista European College of Neuropsychopharmacology (ENCP), mostraron una "carga sumamente alta" de trastornos de salud mental y enfermedades cerebrales, dijo a periodistas en una sesión informativa en Londres.
Los trastornos mentales son una importante causa de muerte, incapacidad y una carga económica en todo el mundo, y la Organización Mundial de la Salud prevé que para 2020, la depresión será el segundo mayor contribuyente al coste mundial de las enfermedades en todas las edades. 
Las cuatro enfermedades más incapacitantes - calculadas en términos de años de vida ajustados por discapacidad (o DALYs, por sus siglas en inglés), una medida estándar utilizada para comparar el impacto de varias enfermedades - son la depresión, demencias como la enfermedad de Alzheimer y la demencia vascular, la dependencia del alcohol y los ictus.
El último gran estudio europeo de trastornos cerebrales, que fue publicado en 2005 y cubrió una población más pequeña de unos 301 millones de personas, halló que el 27 por ciento de la población adulta de la UE sufría una enfermedad mental.
Aunque el estudio de 2005 no puede comprarse directamente con este último - el alcance y la población eran diferentes - concluyó que la carga financiera de estas y las enfermedades neurológicas suponían unos 386.000 millones de euros al año en ese entonces. El equipo de Wittchen aún no ha finalizado los datos del impacto económico de su último trabajo, aunque dijo que los costes serían "considerablemente mayores" que los estimados en 2005.
Los investigadores dijeron que era crucial para los responsables de políticas sanitarias reconocer la enorme carga y encontrar formas de identificar antes a los pacientes potenciales, y hacer de su tratamiento rápido una prioridad alta.Wittchen dijo que en Europa, ese sombrío futuro había llegado pronto, y las enfermedades del cerebro ya eran el mayor contribuyente a la carga de enfermedades de la UE.

Ya veis, asediados por la enfermedad mental. Algo externo a nosotros que nos asedia, pero a la vez, producto de nuestro cerebro. Un desorden cerebral que nos ha tocado en suerte -supongo que por nuestros genes-.  Graciosamente dicen la terapia o medicación necesaria, que suena distinto de la medicación o terapia necesaria. 
Y desde luego, dejate de crisis, diferencias sociales, masificación, grandes urbes,... el gran desafío son las enfermedades mentales/cerebrales. Aunque dijesen en el año 1978 en la conferencia de Alma Ata que la mejoría de la salud pasa por la reducción de las diferencias sociales resulta que no, el problema está en tu mente, -o en tu cerebro-.
Y como hay crisis y "la cosa está muy malita" la industria no investigará, será la beneficencia y el gobierno Pero ¿eso es un desastre? ¿No es mejor que se encarge el gobierno y las organizaciones sin ánimo de lucro?
Veo varios frentes abiertos: la equivalencia de mental con cerebral, de queja con desorden cerebral; el olvido de lo social, la dejación de deberes del gobierno dejando la investigación en manos privadas

quosque tandem..?


La foto como siempre de Joan Costa: http://elcristaldemisgafas.blogspot.com/2009/10/que-me-pongo-hoy.html

16 comentarios:

Jose Valdecasas dijo...

Genial entrada, desolador panorama.

Hay días que, con noticias como la que comentas, (o la señora Pajín anunciando un 20% de prevalencia en niños de enfermedad mental, que hay que ir justificando la creación de la especialidad de psiquiatría infantil, entre otras cosas), lo que le dan ganas a uno es irse a la trinchera y al carajo, pero habrá que resistir...

Como dijimos hace años, no vale mirar para otro lado ni huir a las montañas...

etiquetada dijo...

"Los pocos que reciben tratamiento lo hacen con considerable retraso..."
Aquí está la clave, Miguel. El problema no son las "enfermedades", ni mucho menos su dimensión social, el problema es que hay pocas personas que se mediquen todo lo que le gustaría a la bigpharma. Si se puede medicar un 40%, ¿por qué van a conformarse con menos? Si la reducción de desigualdades sociales redujese la necesidad de medicarse, ¿crees que saldría en los mass media?
Yo también me cabreo, claro que me cabreo. Un abrazo, compi, a seguir protestando, es lo que toca.

pere dijo...

De la última granpandemia nos libramos relativamente bien: pocas muertes por extra-vacunación y 6 millones de dosis de la vacuna contra la gripe A destruídas discretamente.
La pandemia que comentas, anunciada/creada por los mismos de las anteriores, es más insidiosa: mientras uno se encuentra bien y no tose puede creer que no ha pillado ninguna gripe. pero aunque los familiares /amigos /compañeros sonrían y parezcan no sufrir más problemas que los normales, siempre se puede pensar que padecen 'algo' que precisa ser medicado (como ocurre con muchos de los casos medicados por TDAH).
Para potenciar el sentido común ¿se podrían elaborar y difundir algunos criterios básicos para no alucinar trastornos donde no los hay?

saludos,

Miguel dijo...

estimado Jose, todavía estoy pensando en lo leído en tu blog sobre que los ISRS crean enfermedad mental (ya sé que suena a titular reduccionista y tendente, pero hasta cierto punto es así).
Si no podemos mirar hacia otro lado (por que está en todas partes, no hay otro lado) ni huir a las montañas (isla en mi caso)... ¿que hacer?
Solo podemos denunciar e intentar mantener la coherencia.
Difícil en este tiempo...
Besos y abrazos

Miguel dijo...

pues eso Etiquetada, a denunciar y a ver si podemos, desde nuestra muy modesta posición, hacer oír estos mensajes ( y el último post de Jose que es impactante)
Abrazos.

Miguel dijo...

Pere, los criterios ya están,pero son lábiles y volubles(cual pluma al viento). Y el sentido común es el actuar de la mayoría, y tras la década del cerebro y la publicitación de las neurociencias y la genética ramplona la mayoría SABE que todo está en el cerebro, y modificando sustancias mediante pastillas inocuas (por los ...) todo se debe solucionar.
La sociedad está muy bien enseñada, y nadie quiere complicaciones.
Pero en fin, seguiremos quejandonos.
Abrazos

Jordi Badia dijo...

Ya solo con el titular se ve a donde quieren ir a parar. A ver si entre todos un día logramos frenar toda esta barbaridad. Yo no voy a mirar para otro lado, como bien dices Miguel: no hay otro lado.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Me voy a calmar mi enfermedad mental echándome un par de birritas al goleto. El celebro es lo que tiene cuando uno está enfermo, pide y pide, y uno venga a darle y darle lo que pide.
Salud y abrazos.
Jesús.

Miguel dijo...

gracias Jordi, hemos de hacer fuerza entre todos y divulgar, extender una visión menos dogmática e insana de la que existe en la psiquiatría actual.
Por cierto, estoy recomendando tu blog a algunos padres y les es útil.
Un abrazo

Miguel dijo...

Bien hallado Jesús!!!
Después de las cervezas échate un par de entradas, que con el silencio tuyo, de Jony y de Lizardo estamos en barbecho....
Y eso, contra el vicio de pedir (excusas)la virtud de dar (reflexión) ;-)
Abrazos

Jordi Badia dijo...

Gracias a ti Miguel, me alegra saber que les es útil el blog. Por cierto me apunto a la petición de unas entradas de Jesus Castro ¡qué vacio más grande!
Abrazos.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Miguel, Jordi, muchas gracias por vuestra entrañable manifestación de aprecio, especialmente teniendo en cuenta su procedencia.
He andado ocupado en menesteres afines a nuestro blogueo.
Echad un vistacillo a esto que creo que encontrareis interesante.
http://revisandolalocura.blogspot.com/
Espero recuperar pronto la necesidad de mantener vivo a mi panfletillo.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Está claro que unos pocos están muy interesados en que la enfermedad sea un tema genético-biológico-orgánico-nohaynadaquehacer, visto el siguiente titular: "Un estudio observa vínculos con la enfermedad mental en los cerebros fetales"

Lo cojonudo son las peripecias que permite el lenguaje, y más el científico, que sin decir nada, parezca que lo digas todo...

Y que se resumiría a que los fetos ya presentan problemas mentales... y ya me estoy imaginando el filón del psicoterapeuta del útero... le tío habla que le habla a la barriga de la madre...

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_118051.html

Es demencial la sarta de burradas que se puede "justificar" desde la supuesta ciencia...

Gracias por seguir re-moviendo neuronas, que en esta atmósfera de alzheimer neocapitalista nos cuelan hasta la biblia como bibliografía científica, si nos despistamos...

En fin... que bueno que no os marcheis a las montañas ni miréis para otro lado,

Saludos,

Eduardo

Miguel dijo...

Gracias por el comentario y por enlace Eduardo.
El titular más adecuado para el artículo enlazado sería: "Está claro que estos genes asociados con enfermedades se regulan en el desarrollo" Pero eso implicaría lograr un desarrollo sano, y eso exige un esfuerzo, que pocos están dispuestos a afrontar.
Saludos y bienvenido.

Tira los Muros dijo...

Me gustan tus reflexiones, pienso que existe el riesgo de olvidar lo social y la sociedad no está preparada para la igualdad entre salud mental y física.
CABREADO ESTOY después de leer el artículo...viene a decir que "vivimos en una sociedad anormal y llena de enfermos", aquí está su interés interesado, iguala anormalidad con enfermedad (no os recuerda al DSM?) y lo que jode es que siempre es la enfermedad mental la que se lleva toda la "mierda" de la sociedad...NO, pido respeto...el problema es que la sociedad es la primera que carece de respeto y de tantos valores, pero nada que ver con la salud/enfermedad mental XD.

Este artículo aún queda por quemarlo, lo haré desde mi trinchera.

Un abrazo

Hilari

Miguel dijo...

gracias compañero, el gusto es mutuo. Sigo pensando en esto de lo social y lo individual, lo mental y lo cerebral,.. la existencia -reciente- del individuo....., cada vez más convencido de que la mente está fuera del cerebro.
Estaré atento a la publicación de la quema de este artículo
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.