Páginas

lunes, 20 de enero de 2014

Titular exagerado: "Un fármaco podría ayudar a olvidar los recuerdos traumáticos"

Uno lee este titular: "Un fármaco podría ayudar a olvidar los recuerdos traumáticos" ( se lee aquí) y cree que es, cuando menos, una exageración apropiada para una película de Hollywood , más que un titular serio para la prensa
Uno se plantea las dificultades para trasladar a la realidad lo que nos vende el titular. Habría que localizar donde están los recuerdos (aunque algo leí de que cada sinapsis es un recuerdo diferente), y poder diferenciarlos. Individualizarlos. 
Si, por un casual, se localizasen ¿cómo acceder a ellos de forma selectiva traspasando la barrera hematoencefalica sin rasgarla? (no usaré aquí milagrosas metáforas que me harían caer en polémicas no deseadas) es decir, ¿cómo iba el fármaco a diferenciar el recuerdo traumático del recuerdo no traumático? Y si se diferenciase ¿como modificarlo de una manera química selectiva sin colocar in situ el fármaco?


El subtítulo ciñe el tema a una remota posibilidad futura: "Un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) publica resultados de un estudio preclínico que alientan a pensar que borrar los recuerdos traumáticos es posible."
Ya no es tan llamativo como el titular; ya pasa a un "alientan a pensar que... es posible". Bastante diferente..
Y ya el texto nos avisa de que se trata de ratones, -no de seres humanos-, y que hablan de una familia amplia de farmacos, (inhibidores de la histona desacatilasa) no de uno especifico.


El principal autor del estudio aparece en un entrecomillado aún más restrictivo que el grandioso titular y que se ciñe a la realidad del laboratorio, pasada por el filtro optimista del investigador que requiere de apoyo financiero (nadie te paga si dices que todo va mal... eso tambien lo lei en alguna parte): "Este trabajo revela el mecanismo que indica por qué los recuerdos más antiguos son los más difíciles de olvidar, y demuestra que el HDAC podría ayudar a la psicoterapia en el tratamiento de trastornos de la ansiedad, incluido el estrés postraumático".
Es decir que aparece como farmaco coadyudante de la psicoterapia, no como un sustitutivo...
Y la hipotesis de funcionamiento se apoya en la nueva explicación general: "la acción de cambios epigenéticos" La genética ha muerto, viva la epigenética.
Es decir que pasamos de: "una pastilla borra recuerdos de forma selectiva" a un "parece que estos fármacos facilitan el aprendizaje realizado en la psicoterapia". 

Pero lo que queda, lo que se difunde, es el titular. El mensaje de: no te esfuerces, la pastilla lo hace por ti. 
A veces, en la superación del recuerdo traumático, la farmacopea es necesaria, pero el trabajo personal es necesario siempre. No hay, ni creo que haya pastillas mágicas. Como mucho habrá mejores anestésicos.
Escrito por Miguel 

3 comentarios:

JESÚS CASTRO RODRÍGUEZ dijo...

Hola Miguel, cuanto tiempo....ya te valía...
Menuda simple simplificación. Es acojonante. Entonces la cosa está en conseguir una pastilla que borre los recuerdos. Sería interesante en si mismo como rareza la verdad, pero te recuerdo que descerrajando unos voltios ya se puede borrar la memoria, eso sí, a cascoporro, nada de selectividad.
Por otra parte, no creo que sea propiedad del recuerdo lo traumático o no traumático, me parece que eso es mas complejo.
Y por último, en si mismo me parece monstruoso el borrado intencionado de una experiencia. Me parece casi como morir un poquito uno mismo. Pero bueno, son pareceres. Seguro que hay alguien deseando que se invente y se utilice la pastillita. Es lo que tiene la desesperación. Hace que utilicemos soluciones que no solucionan nada. Pero que bien nos quedamos un ratito ¿no?. Claro, de fumarse un petardo nada, que eso es endrogarse too.
Abrazotes.

Miguel dijo...

Hola Jesús, sí, tiempo lejos de aquí... pero seguimos en la lucha.
Totalmente de acuerdo con el comentario.
La solución, actualmente y con la mente simplificadora, pasa por la disolución. Que hay problemas con el campo. Pues lo asfaltamos....Que tienes malos recuerdos, los borramos.
Besos y abrazos.

Y recuerdos a Fernando, Miguel Angel y la familia.

Flo Marino dijo...

No, no hay pastillas mágicas. Por propia experiencia, puedo decir que la medicación ayuda al paciente mientras este haga terapia psicológica (al menos en ciertos tipos de trastornos, supongo, pues desconozco si hay enfermedades exclusivamente tratables con psicofármacos), así como tratamiento integral, pero sólo tomar una pastilla no aporta demasiado.
Es increíble cómo la prensa tergiversa la realidad. Es algo en realidad penoso, y aunque expliquen qué quisieron transmitir y por qué fueron "mal entendidos", lo cierto es que la primera regla para ellos es "llamar la atención y vender". La información se vende como cualquier producto. Así es cómo ilusionan a la gente, juegan con sus expectativas. Pocas cosas son tan trágicas.

Un abrazo :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.