Páginas

domingo, 18 de septiembre de 2011

PSIQUIATRA EN IBIZA

Ya he comentado en otras ocasiones que Ibiza es muy pequeña.
Hay poca noticias, -aparte de unas paginas de sucesos con apuñalamientos por drogas, caídas desde balcones en hoteles, y otras de política con corruptelas varias-, así que en el apartado de sociedad todo el mundo tiene acceso a su espacio en el periódico local.

El otro día la madre de un paciente fue al diario de Ibiza, con un informe sobre la situación de su hijo. Previamente había acudido a las Fuerzas de Orden Público y a los juzgados. Ante la falta de efectividad de estos se fue a un periodista y le comentó la situación. El periodista se puso en contacto con el firmante del informe (un servidor) y las asociaciones de familiares, que son un puntal de la Salud Mental de la isla.
Hoy ya ha aparecido la noticia, titulada "el peligro de la libertad".
Espero que pronto se resuelva el caso.
Para más información aquí y aquí y aquí

La foto de Joan costa, de aqui

7 comentarios:

Tira los Muros dijo...

Que importante es el papel de la familia...sólo te dejo mi última entrada "Familia y madre no hay más que una" donde reconozco esa importancia.
Felicidades por tu labor, la familia "debe" participar directamente en los PTI/PIR= planes terapéuticos individualizados y de rehabilitación que elaboran y ejecutan los profesionales...y esto en la actualidad no ocurre, así no avanzamos.
www.tiralosmuros.blogspot.com
Saludos
Hilari

etiquetada dijo...

Hola Miguel:

Hay algo que no entiendo en este caso que cuentas,y es la insistencia en relacionar la conducta violenta con el hecho de no tomarse la medicación. Eso lleva a pensar que la agresividad es consecuencia directa del diagnóstico de esquizofrenia,como un síntoma consustancial, y no de otros muchos factores (frustración social, incomprensión por parte del entorno, falta de horizontes, falta de estrategias para afrontar y resolver conflictos, y un largo etcétera, por poner algunos ejemplos que se me vienen a la cabeza..., y con los que en absoluto pretendo justificarla, sino sólo contemplarla en su complejidad).

Y digo esto porque quien pretenda presentar una actitud violenta como parte de la sintomatología está faltándole al respeto a las miles de personas que, compartiendo diagnóstico, están siendo criminalizadas de foma genérica e injusta, desde el momento en que no hay nada en su comportamiento que pueda calificarse de violento.

Hay algo que está fallando en el discurso psiquiátrico, es obvio, y lo único positivo es que los propios profesionales empiecen a negarse a que sus labores profesionales tengan una función represiva.

Es todo muy complejo, pero no darse cuenta de que estos planteamientos criminalizadores son tremendamente injustos es un asunto grave.

Quiero pensar que una apuesta fuerte y honesta por la psquiatría comunitaria, que incluya una labor pedagógica igualmente honesta que deje de atribuir potencialidades delictivas a las personas diagnósticadas en mayor medida que a cualquier otra persona, podría constituir un horizonte esperanzador. Se escucha hablar últimamente, desde el propio ámbito profesional, de la necesidad de una cuarta reforma psiquiátrica, que elimine la sobremedicación, los atentados a los derechos fundamenales de las personas y sobre todo, y ya de una vez, la alianza terapéutica que incluya el empoderamiento del paciente, tal y como contempla la Convención Europea sobre Discapacidad del año 2009.

Un abrazo.

Miguel dijo...

Hola Hilari,
la implicación de la familia, la sobreimplicación, la dejación de la sociedad -e instituciones- porque se hace cargo la familia,...
Hasta donde llega hasta donde debería llegar la familia. Los hermanos que no quieren "cargar", los que tienen que "cargar", los padres que no ven que envejecerán,...
Muchas variables y ninguna opción clara. ¿Involucrar a la familia? Por supuesto ¿dejarles toda la responsabilidad? De ninguna manera.
Pero entre estas dos opciones un enorme abanico que se ha de personalizar.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Hola Etiquetada,
Hay una cosa que decia un amigo y maestro mio: "la egnte se puede dividir en obsesivos, fobicos, esquizoides, histericos,... y a su vez cada grupo se divide en dos: buenas y malas personas"
La asociación de delincuencia y enfermedad mental es lamentable, pero que un paciente mejoré no sale en las noticias, que un "acusado" de esquizofrenia tengo trabajo y se case no es noticia...lo feo es noticia, eso es lo que publican, eso es lo que se ve.
El tema de la mediación... la medicación es una pieza del motor. En algunos es necesario, en otros fundamental, en otros un estorbo,..lo dice la evolución del caso
Muy interesante comentario y con tu permiso lo pongo como entrada.
Un abrazo...

etiquetada dijo...

Ningún problema, úsalo para lo que quieras,pero si acaso revisa lo de la convención, que creo que me equivoqué con el año, puede que sea anterior, del 2006 quizá. Un abrazo a ti también.

Tira los Muros dijo...

Jose, con permiso, SIEMPRE INCREIBLE Y MAGNÍFICA "ETIQUETADA"...estoy con ella al máximo, visualiza y demuestra lo que otros profesionales "expertos" no somos capaces de ver...creo que obvian la relación terapéutica(ahora más que nunca 2ª a la austeridad) y ni saben lo que es el empoderamiento o el paciente experto… eso si, pierden el tiempo en la judicialización (criminalizando), medidas coercitivas (TAI) y "estudiando e investigando" sólo biofarmacología...nada! se estrellan contra un muro mientras mantengan sus miedos y prejuicios de alarma social.

Jose, creo que coincidimos...la familia debe implicarse y responsabilizarse porque "es su familiar querido" el que tiene "una enfermedad"…comencemos a no vivirlo como una sobrecarga…imagínate el afectado directo como lo vivirá…sólo pido que 2-3-4 profesionales iluminados en un despacho NO elaboren y ejecuten un proyecto de vida de una persona que incluye Tto. (adherencia, conciencia, prevención recaídas), empleo (protegido, normalizado o "no sirve para trabajar"), vivienda (casa de los papis, alquiler, piso protegido, residencia), interacción social (recursos protegidos, normalizados...) sin que esté presente el protagonista (o protagonistas y responsables: elige tú mismo) y la familia desde el inicio de todo...Y ESTO OCURRE, el error es que en Salud Mental "cada maestrillo tiene su librillo", una lástima.

Saludos,

Hilari

anx dijo...

Evitando cualquier tipo de tabú puede decirse que las instancias agresivas más o menos latentes, peor o mejor manejadas, son generalmente parte consustancial de cualquier episodio psicótico. Señalar sólo que el objeto persecutorio es siempre agresivo y peligroso para el sujeto que lo imagina. Se crea un determinado significado delirante y, además, el delirante ha de hacerse cargo de todo un material instintivo de agresión exnovo una vez que se desprende, revienta, una parte de la personalidad, y entonces ésta acaba persiguiéndolo allá por donde va.

Bien es cierto que muchos sujetos se subsumen ante la suspicacia y se retraen, pero otros se defienden sin embargo exteriorizándola mucho más. Por supuesto que soy partidario de que la sociedad afronte riesgos y se respeten las partes sanas, y hasta enfermas, de todo individuo, pero eso, desde luego, significa no negar y conocer esta realidad en todos sus aspectos. De ningún modo una enfermedad puede ser una cuestión entre malos y buenos. Quizá por eso, al igual que ocurre con la angustia psicótica, el rescate con medicación neuroléptica, suele disolver radicalmente esta característica agresividad preexistente, innata, radicalmente biológica, propia del predelirio, de un modo que acaba pareciendo al observador neutral y desprevenido cuasi milagroso.

Me equivoco?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.