Páginas

martes, 15 de noviembre de 2011

otra de cannabis

Ya he comentado en otras ocasiones que está demostrado que el consumo de cannabis es perjudicial para el cerebro, que afecta la memoria, que aumenta el riesgo de psicosis, etc... No me canso de repetir que ya se ha demostrado que causa adicción y que existe un síndrome de abstinencia al cannabis (lo que se denomina "el mono" en jerga). Sus efectos a largo plazo son tan graves que su uso medicinal sólo se ha aprobado en enfermos terminales. Los artículos científicos están todos de acuerdo.
Tradicionalmente se ha asociado con alteraciones en la concentración y la memoria. También se ha hablado de un cuadro de apatía muy típico: gente que no tiene ganas de nada, que no le interesa nada, que lleva una vida similar a la de un mueble.
Hoy he leído unos cuantos experimentos interesantes hechos con fumadores de cannabis que  van afinando más sobre los perjuicios del cannabis, uno sobre la edad de inicio y el daño cerebral, otro sobre la cantidad, otro sobre las zonas dañadas del cerebro y su relación con la esquizofrenia y un último sobre el daño en los receptores denominados cannabinoides
En el primer estudio tomaron  49 consumidores que habían empezado a fumar antes de los 15 años, 55 que habían empezado más alla de los 15 y 44 controles. ¿porque los 15 años?, pues porque antes de los 15 hay un periodo de intensa formación neuronal, de conexiones y reconexiones cerebrales, que se objetivan en cambios conductuales denominados adolescencia -esa tormenta de hormonas y de perdida de los valores de la niñez-. En neurociencias se dice que "la adolescencia es un período de gran vulnerabilidad a los efectos neurocognitivos asociados con el abuso de sustancias", es decir, que el cerebro esta "blandito" y cualquier tóxico va a ser peor que en periodos de la edad adulta cuando el cerebro está más "duro". El resultado de los test fue malo en todos los consumidores pero mucho peor en los que se habían iniciado antes en el consumo antes de los 15, demostrando que el inicio del hachís en la adolescencia es aún más dañino.
El segundo es el que mas me ha gustado por la simplicidad de su diseño. Una cuestión dificil de calibrar cuando hay que valorar a un consumidor de hachis es cuantificar la exposición de Δ9-tetrahidrocannabinol, una de las sustancias psicoactivas del cannabis. Cada planta tiene una concentración diferente, cada consumidor echa una cantidad diferente en cada cigarrillo,.. así que es difícil saber cuanto fuma cada uno. En este estudio lo solucionaron con una simple pregunta: cuanto dinero habían gastado en hachís en el último mes. Sabiendo cuanto gastaban podían deducir cuanto fumaban: a más gasto más cantidad de Δ9-tetrahidrocannabinol.
Pasaron un cuestionario a 17.698 individuos con una edad media de 22 años sobre la cantidad y edad de inicio del consumo de cannabis y la historia de hospitalizaciones psiquiátricas. Se encontró lo que parece evidente : a más consumo más hospitalizaciones, a más tiempo consumiendo más hospitalizaciones, siendo raro que si uno había comenzado a fumar antes de los 12 años no hubiese estado ingresado. La conclusión del estudio es bastante clara: "los más precoces y grandes consumidores de cannabis están cada uno e independientemente asociados con la mala salud mental en sus usuarios."
El estudio sobre las zonas dañadas del cerebro y su relación con la esquizofrenia se ha realizado en la Universidad de Bristol (Reino Unido). Es de sobras conocido que el consumo de cannabis se relaciona con la esquizofrenia, pero este grupo de investigadores aseguran haber encontrado el mecanismo por el cual el cannabis produce  esquizofrenia.

Lo que hicieron fue administrar a un grupo de ratones una molécula capaz de activar el receptor cannabinoide que está implicado en los humanos cuando toman esta droga. Vieron que se originaban alteraciones eléctricas en dos áreas: el hipocampo y la corteza prefrontal, que son dos zonas cerebrales esenciales para la memoria y la toma de decisiones. Pudieron comprobar en los ratones los efectos que produce la droga en los humanos: perdida de memoria, de capacidad para la concentración, aparición de dificultades de coordinación, de orientación, de atención, de reflejos (son más lentos), perdida del interés y la capacidad de relacionarse, se aíslan, etc...
Y para acabar un estudio optimista que fue presentado en la reunión anual de la Sociedad de Medicina Nuclear en San Antonio, Texas. Compararon los cerebros de treinta fumadores crónicos diarios de marihuana con no fumadores. Mediante el uso de imágenes moleculares, los investigadores pudieron visualizar los cambios en los cerebros de los participantes, y encontraron en los fumadores,  ademas de las áreas deficitarias, que los receptores canabinoides CB1 se habían reducido en aproximadamente veinte por ciento en comparación con los no fumadores.En este estudio mostraron por primera vez que la gente que abusa del cannabis tiene anomalías en los receptores canabinoides del cerebro. Volvieron a escanear a catorce de los fumadores tras un mes de abstinencia, y encontraron que se había producido un aumento notable en la actividad del receptor en áreas que eran deficientes a inicios del estudio. Los investigadores concluyeron que estos hallazgos sugieren que los efectos adversos del uso crónico de marihuana son, durante un tiempo, reversibles. Así que, si fumas, todavía estás a tiempo de dejarlo.

La imagen de joan costa, de aqui:http://www.recorreribiza.com/2011/11/sa-creu-den-ribes.html

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Joer, pues si que me has despertado el interés polémico....gracias.
Pues Miguel, como en algunos casos el electrochoque funciona, abramos las puertas de la sanidad pública a sanadores, videntes, rappeles, y demás personajes de medio pelo, que en algunos casos funcionan también. También funcionaba el cañonazo en la oreja, la masturbación, la sangria y otros metodos menos dañinos y agresivos, y con los que no se prueba antes de recurrir al electro (¿habeis probado a subir al paciente en una montaña rusa (por ejemplo)?, seguro que algunos mejora muchísimo). En cuanto al cannabis, me ha parecido un mal comenzar de entrada, ese "está demostrado...." me da mal rollito.....(mas ajustado a la verdad sería decir algo así como "algunos estudios PARECEN demostrar".)
Lo que parece de sentido común es que todo en exceso daña, parece que el agua también. Creo que sigue todo ideológicamente sesgado, y que si quitamos el "cuanto" el "como" y el contexto, acabamos desde luego en el "está demostrado". A lo mejor esa es la idea, acabar ahí. ¿Cuando porcentaje de la población de chicos de 15 años, consumen o han consumido cannabis? y de esa población ¿cuantos han desarrollado algún problema "cerebral" (hay que risa)?¿y de esos cuantos han tenido un brote psicótico?. Seamos serios...
Como comentaba, solo descontextualizando se puede llegar a determinadas conclusiones simplonas. Un chico que consume cannabis desarrolla un problema de salud mental (que vaya usted a saber que coño es eso) y decimos que ha sido el cannnabis. Yo me espatarro de la risa. ¿Que pasa en casa de ese chico?¿sigue escolarizado?¿que condición socioeconómica tiene?¿tiene casa?¿familia desestructurada?¿como le han hablado sobre las drogas?¿le han metido miedo, terror? (por aquello de los significados y no de la sustancia). Claro, la única forma de decir que ha sido el cannabis, es SIMPLIFICAR.
No me creo que tu lo creas. Como mucho tienes las mismas dudas que yo. ¿Y esos psicofármacos psiquiatricos que se le prescriben a tiernos cerebros adolescentes también lo dañan? Y encima son mucho menos divertidos, que pena.
Cuando la matanza de Columbine, le echaron la culpa a la música de Marylin Manson (que risa).
Jesús.
Saludos.

José Luis Santiso Requeijo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan dijo...

Lo interesante seria tener el conocimiento de por que se expresa en nuestra sociedad, extendiéndose la necesidad concreta de inhalar el Espíritu cannabico. Por que esta muy difundido dotando esas peculiaridades a los poseídos por el "Aliado" cannabico, que lo que da por un lado, lo quita por otro, o peor quita mas que ofrece. Además ha sido eliminado su carácter ritual y sagrado, y como toda planta maestra necesitada de un guía.

Que ofrece el espíritu del cannabis a esta sociedad que a muchas personas le es difícil de encontrar de manera natural ?

Creo que la respuesta se encuentran en unas palabras de James Hillman :

El mundo se presenta con formas, colores, at­mósferas, estructuras: un despliegue de formas que se muestran a sí mismas. Todas las cosas tienen un rostro, y el mundo no es sólo un conjunto de sig­nos codificado que hay que descifrar, sino también una fisonomía que hay que contemplar.



Juan Manuel.

VBV dijo...

Gracias por la actualización. Llevo muy mal la banalización del consumo de cannabis en nuestra sociedad

fx dijo...

Dejando eufemismos canabicos, justificaciones panegíricas, solo felicitar la síntesis del autor del blog y la ordenada entrada para concluir gallardamente lo que sospechábamos, el consumo del cannabis es PERJUDICIAL. Amigos de Marley y modernos de postín elevaran su voz en grito para atestiguar su inmunidad (antes de que les entre la apatía opiácea o antes del ingreso psicótico en agudos). Sin duda cuando se desconoce el método científico y la medicina basada en la evidencia, aun hay Quijotes que se atreven a defender el consumo nocivo. La ignorancia hace ver gigantes cuando son molinos.

Anónimo dijo...

Hola Fx, has captado mi atención, con aquello del método científico, con el que parece se te llena la boca. Te aseguro que me ciño a el, y lo que no se puede, es afirmar una cosa, con esa rotundidad, sin hablar de lo que he dicho, de contextos, de cantidades, del como, en definitiva, es posible que se me encuadre en aquello que tanto odia Rouco Varela, el relativismo.
Decir que el cannabis y su consumo es perjudicial es como decir que beber agua es beneficioso. Si amigo, parece un disparate ¿verdad?. Pues resulta que si te tomas todos los dias seis o siete litritos de agua, por aquello de que la salud se puede acumular, es posible que tengas también, al poco tiempo, entre otros, problemas neurológicos. Seguramente en menos tiempo del que tardará el abuso de cannabis en manifestar esos síntomas.
Eso es lo que quiero decir. ¿Es científico o no, me ciño o no al método científico cuando afirmo esto?.
Aquí te dejo un link que encontré en tres segundos de busqueda que te ilustrará sobre la intoxicación por agua:
http://www.alimentacion-sana.com.ar/Portal%20nuevo/actualizaciones/aguaexceso.htm
Saludos.

Blog salud mental dijo...

Hola Miguel, te robo esta entrada para darle difusión en la planta. Cada vez son más las personas jóvenes que llegan hasta subagudos y casi siempre aparece el consumo de cannabis como factor precipitante de las crisis (entre otros, no lo dudo). No sé hasta qué punto podemos hablar de causalidades pero tengo claro que después de varias crisis psicóticas hay que prevenir como sea. Muchas gracias por darme argumentos.
Esther.

José Luis Santiso Requeijo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Guzman Gonzalez dijo...

Diferentes estudios demuestran al respecto que los hijos de los pacientes con trastorno esquizofrénico tienen tasas más elevadas de déficit de atención, ansiedad o trastornos emocionales. La necesidad de enfocar los estudios de la herencia de la esquizofrenia desde la problemática de los hijos, ha llevado al Servicio de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital Clínic a poner en marcha un estudio sobre los "niños de riesgo"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.