Páginas

lunes, 14 de noviembre de 2011

razones para venir a Ibiza (I)

Esta entrada es la reseña de las IV jornadas pitiusas que organizamos desde adisamef. A estas no pude acudir porque me pilló de viaje. En el margen en breve podréis tener enlaces a futuros seminarios y reuniones. 

RESEÑA-EVALUACIÓN-CONCLUSIONES
IV JORNADA PITIUSA (IBIZA Y FORMENTERA) PRO SALUD MENTAL
“PRIMERA INFANCIA: CRIANZA Y EDUCACIÓN” RESEÑA
De forma coherente con el principio de salud mental comunitaria, hemos velado para que en la constitución y composición de ADISAMEF haya un máximo de representatividad y de interdisciplinariedad, con la inclusión de un amplio espectro que de profesionales de la psicología, psiquiatría, educación, pediatría... También hemos tratado de conseguir la implicación de múltiples y diferentes organismos y entidades, tanto públicas como privadas, en la organización, patrocinio y difusión de estas jornadas. A todos ellos nuestro reconocimiento y gratitud.
Para este año, tal y como habíamos anunciado en las anteriores jornadas de ADISAMEF, teníamos prevista la celebración de unas jornadas sobre “La psicoterapia en diferentes contextos y orientaciones terapéuticas: convergencias y divergencias”. La situación de crisis económica que vivimos y en especial, la de las instituciones públicas y privadas que cada año nos apoyan nos ha hecho posponer dicho proyecto para el año próximo, sustituyéndolo por otro económicamente mucho más modesto aunque no menos importante, de una jornada de duración.
En esta jornada gratuita y abierta al público, que se celebró el día 8 de octubre de 2011 en el salón de actos del hotel Los Molinos de Eivissa, abordamos el tema de “La crianza y educación en la primera infancia”. La asistencia ha sido tan numerosa que hemos tenido que cerrar el plazo de inscripción con una semana de antelación a la celebración de la jornada debido a la limitación del espacio prevista para 140 personas. Su objetivo ha sido el de generar un espacio de formación, de encuentro y de intercambio, entre familiares y profesionales de distintos ámbitos asistenciales sobre un tema tan capital como la crianza-educación y las necesidades evolutivas que presenta en sus primeros años de vida el ser humano.
En el acto inaugural de la jornada han participado mostrando gran sensibilidad ante este tema, nuestro Presidente del Consell d’Eivissa, Hble. Sr.Vicente Serra Ferrer, la Consellera de Salud, Familia y Bienestar Social del Gobierno de las Islas Baleares, Hble. Sra. Carmen Castro Gandasegui, la Teniente Alcalde del Ayuntamiento d’Eivissa, (en representación de la Alcaldesa Marienna Sánchez Jaúregui, que estaba ausente de la isla) Sra. Lina Sansano, y la Delegada Territorial en Ibiza y Formentera de la Conselleria de Educación, Cultura y Universidades del Gobierno de las Islas Baleares, Sra. Belén Torres Teva.
A continuación, hemos tenido el honor y la satisfacción de contar como ponente en la conferencia inaugural con una voz tan autorizada y reconocida en el ámbito de la salud mental infantil como la doctora Eulalia Torras de Beà.
El abundante e interesante material aportado por la ponencia de la doctora Eulalia Torras de Beà, psiquiatra y psicoanalista, presidenta de la FETB, Fundación Eulalia Torras de Beà, Instituto de Psicología y de Psiquiatría del Niño y del Adolescente de Barcelona se ha visto completado por una mesa redonda compuesta por profesionales implicados en la crianza y educación de los niños pequeños, tanto del ámbito sanitario, como educativo y psicológico, contando además con la valiosa aportación de dos padres, uno que ha elegido la opción de criar y educar a su hijo en colaboración con la escuela infantil y una madre que ha criado y educado a su hijo en casa.
Por la tarde, se ha enriquecido el espacio de reflexión de la jornada con el visionado del documental “Bebés” realizado por Thomas Balmès, en el que su autor muestra, a través de una observación que pretende ser lo más natural posible, la crianza y educación que reciben en diferentes contextos culturales y socio-familiares, cuatro bebés de diferente sexo y raza, así como su desarrollo en el primer año de su vida. Se puede ver en el documental cómo las necesidades básicas de los niños pequeños son las mismas y que lo que varía según el contexto, son las respuestas que dan a esas necesidades sus cuidadores, con la finalidad de facilitarles a sus hijos una mayor y mejor adaptación a su entorno.
Las jornadas que han estado dirigidas a profesionales del ámbito sanitario, psicológico, social, socio-sanitario, educativo, etc..., así como a los padres de niños pequeños, han sido gratuitas y abiertas a toda persona interesada en participar.
EVALUACIÓN
El hecho de que haya sido una jornada gratuita y abierta al público, en periodo de crisis económica ha sido muy valorado y agradecido por los asistentes a la jornada. La valoración general de la misma ha sido entre alta y muy alta. Su duración, contenidos, exposición, instalaciones, material entregado y organización han sido considerados adecuados y de calidad. Se tendrán que ajustar y adecuar más los tiempos en la programación y tratar de lograr mayor puntualidad, reservando más tiempo para los debates.
La aportación de la Dra. Eulalia Torras fue considerada como muy valiosa y enriquecedora. Se ha valorado muy positivamente la diversidad de contenidos y de opiniones, tanto de los profesionales como de los padres que participaron en la mesa redonda sobre el tema tratado en la jornada. La elección del documental para el vídeo- debate ha sido considerada como muy acertada, así como la breve intervención de los ponentes, lamentando que hubiese problemas con el sonido que dificultaron la audición del documental. No obstante, como las imágenes “hablaban”, se ha apreciado muy bien cómo los seres humanos, inicialmente, somos parecidos en cuanto a nuestras necesidades básicas, siendo las respuestas a esas necesidades desde el entorno cuidador las que varían, haciendo que la evolución de unos y otros sea diferente en función del medio de vida y del contexto, tanto familiar como socio- cultural, en el que nos desarrollamos como personas.





CONCLUSIONES
En esta ocasión las IV Jornada Pro-salud Mental han versado sobre “La primera infancia: crianza y educación”. Este tema ha sido elegido por ser de importancia individual, familiar, comunitaria y social, con múltiples ramificaciones que afectan incluso a la política de ayudas laborales y económicas destinadas a las familias, así como a la creación de plazas en escuelas infantiles, con la finalidad de conciliar la vida laboral con la familiar por parte de los padres.
Consideramos que en este sentido, es absolutamente necesario poder desligar las necesidades reales de la criatura humana en sus primeros años, de otro tipo de necesidades familiares y sociales que afectan y en ocasiones determinan, -más que las
necesidades reales- la manera de responder de la familia y la comunidad a las demandas que presenta el ser humano en sus primeros tiempos.
El resultado de todo el trabajo realizado, entre ponencias, debates, video-debate etc., es el siguiente:
1 No es deseable ni recomendable disociar los aspectos de la crianza de aquellos correspondientes a la educación de los niños pequeños, al objeto de poder responder de manera integrada y global a unas necesidades que de manera natural no se presentan con ese grado de disociación en el niño y proveer de esta manera, una continuidad y coherencia en los cuidados que es muy necesaria en los primeros años de vida.
2 En los últimos decenios se ha avanzado mucho en la constatación de la importancia de las interacciones entre cerebro-mente-organismo (cuerpo). Se ha de destacar la importancia concedida al vínculo temprano y a las primeras interacciones emocionales del bebé con su entorno cuidador tanto en la aparición de problemáticas ligadas a la corporalidad y a su desarrollo psíquico y cerebral como a su sano desarrollo.
3 El vínculo de apego entre el bebé y su cuidador principal, constituye el molde relacional a partir del cual el ser humano configura su sentir con respecto a si mismo, a los otros, y su manera de relacionarse con los demás. El vínculo de apego seguro incrementa considerablemente la resistencia psicológica y la capacidad de recuperación del niño pequeño ante las situaciones adversas que la vida le depara. En este sentido la ayuda destinada a la constitución y evolución de este vínculo de manera adecuada desde los diferentes contextos profesionales que atienden al niño pequeño, es una estrategia de prevención de la enfermedad y de promoción de la salud en los diferentes ámbitos (individual, familiar y social) en los que vive y se desarrolla el ser humano.
4 Ante la creciente y gran diversidad de alumnos en los centros educativos, es necesaria una cultura psico-educativa en los profesionales de la educación que permita desarrollar actitudes preventivas y también recursos de contención a la hora de abordar la crianza y el proceso educativo de los niños pequeños, observándolos también en su dimensión afectiva y relacional.
5 La respuesta política y social hacia las necesidades que presentan la crianza y educación en la primera infancia, debe centrarse en estas necesidades básicas del ser humano, relativizando en la medida de lo posible el peso de los condicionamientos laborales y económicos que tanto están influyendo en el modo como se atiende a los niños pequeños actualmente. En este sentido, para lograr una verdadera conciliación de la vida laboral y familiar de los padres, no solamente se tendrían que crear más plazas de guarderías o escuelas infantiles sino desarrollar unas políticas de ayuda económica y laboral (ampliación de los permisos de maternidad y paternidad, facilidades para su reciclaje e incorporación posterior a la vida laboral, revalorización social de la crianza y educación en la familia) destinadas a los padres que quieran criar y educar de forma prioritaria a sus hijos pequeños en casa. Ayudas que tendrían que ser más consistentes, importantes y adecuadas que las que tenemos ahora. Esta sería la dirección a seguir en los próximos años si verdaderamente queremos garantizar una mejor evolución de nuestros hijos.
6 Las respuestas a las necesidades de crianza y educación de un bebé se encuadran en un conjunto más complejo de necesidades familiares y sociales. En este sentido la manera de responder a cada bebé será diferente de acuerdo con la singularidad de cada ser humano y el contexto-entorno en el que se desarrolla. En todo caso, la escolarización precoz -antes de los dos años- y el exceso de horas pasadas en el centro escolar -más de 30 horas a la semana- puede provocar importantes dificultades emocionales y afectar negativamente el desarrollo del niño pequeño, además de aumentar los factores de riesgo para su salud mental, tanto en el presente como en el futuro.

IBIZA, OCTUBRE DE 2011
Texto elaborado por Joan Escandell, miembro del Comité Organizador y Juan Larbán, Presidente de ADISAMEF y del Comité Organizador


Esta vez la foto es mía, tomada en el Borneo Malayo, en el parque de Semenggoh
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.