Páginas

martes, 19 de abril de 2011

Creo que la psiquiatria está haciendo algo mal...


Y una vez visto el vídeo.... acojona.
Yo creo -y he experimentado- que toda acción tiene una reacción.Y la reacción que existe contra la psiquiatría me hace plantearme cuales han sido nuestras acciones.
He ido a la pagina que ha colocado este revelador vídeo en Internet, y me he encontrado con un artículo, escrito por un autodenominado superviviente psiquiatrico en el que pone: "25 buenas razones por la que la psiquiatria debería ser abolida"
Yo creo que si me pongo a pensar encontraré 25 razones para existamos los psiquiatras,.... ya lo pensaré otro día.
De las 25 razones para ser abolida la psiquiatría algunas son generalizaciones exageradas, otras son prácticas denunciables -que se deben denunciar-, otras críticas al exceso de medicación (que también denunciamos los propios psiquiatras). Otras perversiones del objetivo final de la psiquiatría (que debería ser no tener pacientes) y alguna  debería ser el motivo para que exista la psiquiatría, no para que se abolida. 
En general creo que la medicina es una tecnología aplicada como la arquitectura o la ingeniería o la gastronomía, que no son ciencias, sino aplicaciones de las ciencias. Pero esto no quiere decir que deban de  abolirse, sino que debe servir de motivación para estudiar más a fondo y hacerlo cada vez menos mal.
Pero algo ha pasado para que se genere esta dura corriente de opinión que no existe contra la geriatría o contra la neurología.
¿Mi opinión de lo que ha pasado?... dejar de contar con el paciente, actuar a favor de los gobernantes en vez de a favor de nuestros pacientes, y pasar de buscar un objetivo: que este paciente que tengo enfrente, tenga mayores capacidades y un mejor estilo de vida; a buscar otro: diagnóstico y tratamiento farmacológico.

14 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Creo que el motivo es el otracismo (de ostra). De tratar de sobrevivir. Del terror.
El miedo que da estar cayendo continuamente en la cuenta de lo poquísimo que se sabe, de que el experto en su propia experiencia es el que tienes delante, y el saber raramente si te estás equivocando o acertando. En definitiva, el miedo que da el darse cuenta de que ser cirujano no es nada comparable, en complicación, a estos asuntos que nos traemos entre manos.
Comentario, por supuesto, exajerado, y generalizado, puesto que creo que en la mayor parte de los casos no se es consciente de esto, pero se actúa en consecuencia, es decir, con "seguridad" y "valentía", que es lo que se espera de uno.
No voy a dejar fuera el interés (de rédito bancario). Si yo vendo la moto de que la psiquiatria es una ciencia (y tenemos ejemplos recientes en la blogosfera) y hago igual que el doctor Kalilou y digo que yo soy seguro y que lo soluciono todo, la gente confiará en mi y me pagarán lo que yo quiera. Por supuesto, esto tambien interesa a la industria. ASí que todos tan contentos, menos la gente, por supuesto.
Abrazos.

Sergio Oliveros Calvo dijo...

Hola, Miguel. No es raro encontrar alegatos maximalistas como el del enlace, que suelen proceder de pacientes afectos de una esquizofrenia leve pero con una marcada estructura narcisista de personalidad, y que viven la relación con su psiquiatra como una lucha de poder a muerte. Si coincide que su psiquiatra, además por que no sería raro, tiene la misma estructura, la batalla puede ser infernal, eterna y llevar al paciente a intentar bombardear a su psiquiatra y, por extensión, a toda la psiquiatría, como hace el autor del link. Recuerdo un paciente con este perfil, creo que era holandés, y se publicitó a conciencia a través de prensa y TV en el congreso mundial de psiquiatría de Madrid de hace muchos años. No sería extraño que fuera él mismo u otro paciente para el cual la enfermedad y las imposiciones de su psiquiatra y de la ley, produzcan la misma herida en su amor propio enfermo. Es una combinación que he visto en pocas ocasiones pero resulta explosiva. Respecto al video, será por deformación profesional pero no puedo confiar en esos datos hasta que analice la fuente y no se me abre la página. Habría que comparar esos resultados con los millones de niños que se han beneficiado de sus tratamientos farmacológicos. Un 2% de los pacientes que reciben anestesia general mueren por la propia anestesia. ¿Eso la hace menos científica o más dañina que otras especialidades?. Estoy seguro que muchas cosas las hacemos mal pero, sinceramente, no como para hacer desaparecer la especialidad. Un paciente similar dejó comentarios muy parecidos en la penúltima entrada de mi blog y dejó el mismo aroma. Sencillamente, creo que tenemos que ser prudentes, trabajar con mucho sentido común y seguir esforzándonos por nuestros pacientes.

Miguel dijo...

Hola Jesus, estupendo tenerte de vuelta (yo en breve me marcho de vacaciones,... coincidimos poco)
Veo que tratas un tema que después trata Sergio, el narcisismo. Tu lo señalas por parte de la psiquiatría como defensa -primitiva- de su saber supuesto y esto es lo que genera ese narcisismo combativo en los pacientes y viceversa (no olvidemos que Freud cuando hablaba de esquizofrenia hablaba de neurosis narcisista)
Debemos dar una imagen de "somos profesionales, se lo que hago" pero desde cierto escepticismo y pensamiento crítico a la tarea que realizamos.
Por ejemplo, si yo cobro subvenciones por estudiar una enfermedad que afecta a poca gente, cobro poco. Si digo que la enfermedad afecta a más gente, cobro más... la última cifra que he leído de trastorno bipolar el 20% de la población, un reciente titular sobre TDAH (ese chiste) que solo se diagnostica a uno de cada 100 ...
Estos titulares, si no tienes pensamiento crítico, dime como lo llevas a la práctica clínica...
Y ante estas defensas cerriles de intereses particulares la población reacciona. Que existan estas críticas (que no existen con la oftalmologia) no me preocupa, ni los psiquiatras como individuos, -que conozco muchos cabales- me preocupan. Me preocupa la percepción que tiene la sociedad de nuestra función. Del alienista/especialista que auxilia pacientes por los que nadie da un duro al envenenador de niños pagado por el estado y la industria han pasado menos de 100 años.
Abrazos

Miguel dijo...

Hola Sergio, coincido -como con Jesús- con el tema de que hay una lucha de egos. Lucha que no beneficia a nadie.
Criticar toooooda la psiquiatría (medicación y electrochoque incluidos) es una burrada. Aceptar tooooooda la psiquiatría (información sobre la medicación y electrochoque a la antigua usanza incluidos) otra de igual calibre.
No tengo dudas de la buena intención de los psiquiatras como individuos en general, si bien reconozco que existen profesionales perversos -que existen en todas partes- como una rara minoría,(el último en el blog de psicoseando: perversion pericial o en el isabel de enrique rojas chanchullos y mentiras o el propio Biederman)
A nivel individual no veo el problema.
Las cifras del vídeo estoy de acuerdo en que hay que cogerlas con pinzas, y las 25 razones en su mayoría no se sostienen solas pero ¿un par de narcisos cabreados montan todo este follón?
Asociaciones a nivel nacional de "supervivientes", manifestaciones a la puerta de los congresos (en el controversias del año pasado que me pareció muy poco adecuado)
Creo que algo se está moviendo en esa lenta marea que todo lo arrastra llamada "opinión pública", dada a la virulencia extrema y poco duradera de la gaseosa o a la lentitud y devastación de la lava.
Más vale que la psiquiatría (como práctica médica) evolucione, porque sino nuestras técnicas quedarán en breve tan mal vistas como ahora vemos las sangrías, el coma insulina o -los más avanzados- el modecate.
Pero en vez de evolucionar parece que se enrosca más en sus razones DSM V,...
Quizás hay días que tengo la visión más pesimista y estoy en plan laoconte o no sé....
En fín que pronto me cojo vacaciones .

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Solo una cosita: los argumentos se rebaten con argumentos, no hablando de la poca o mucha salud mental del argumentador. Ese tipo de razonamiento es perverso puesto que "pretende" que el origen del problema está a su vez en una enfermedad mental de cuatro personas que a su vez necesitan tratamiento. Pues que bien.
Por supuesto que hay psiquiatras cabales, conozco algunos, y esos valen su peso en oro.
Abrazos y felices vacaciones

Karen Morrison dijo...

Mira, yo muchas veces me mostré reticente a los psiquiatras, lo he dicho bastante, pero comprendo que fue también porque me tocaron unos - no sé si muy malos - que no congeniaron conmigo, tal vez tbm fue mi culpa, no lo sé. Yo creo que en esas cosas tiene que ver tanto el paciente como el psiquiatra, hay psiquiatras que solo quieren medicarte y no te preguntan más nada, hay pacientes que cierran la boca y no piensas decir "a". Y por último, ambos somos humanos, etc., etc., etc. Yo he dejado tres tratamientos no sólo por mi psiquiatra, tuve dos y ninguno me gustó, creo que tbm fue por mí y porque no seguí intentando. Las generalizaciones no sirven, tienes razón. Conozco casos de mucha gente que ha superado su problema con tratamiento continuo y pastillas... por mi parte, estos espacios me hacen comprender que hay psiquiatras que se preocupan de verdad por las personas, y bueno, como en todo lugar, hay matasanos y buenos doctores.

Un saludo,

K-M-

Anónimo dijo...

No se si esta persona padece o no un trastorno, es familiar o simplemente alguien que ha tenido una experiencia negativa.
Lo que no se puede hacer es generalizar ni por una parte ni por otra.

No debe haber una guerra entre pacientes que no están a gusto con el trato de sus médicos y la atención sanitaria en general y médicos que están quemados por algunos pacientes.

Lo que es una realidad, es que hay médicos que no tienen humanidad, que no tratan correctamente a sus pacientes, que les embuten de pastillas, de fármacos absolutamente adictivos, que consiguen hacer justamente lo contrario que ese paciente necesitaba.

Hay médicos soberbios que no escuchan a sus pacientes y no lo hacen porque sus palabras tienen mas validez (y no entiendo porque). Es cierto que hay pacientes insoportables, pero no solo a nivel psiquiátrico.
Pero también hay psiquiatras que estan endiosados en sus consultas, que tienen los oídos cerrados a cualquier palabra que no sea la suya, que viven gracias a la "fama" de sus estudios, de sus Unidades, de sus.. de sus..

El ir de psiquiatra en psiquiatra, de medicación en medicación (sumando los efectos secundarios), de diagnostico en diagnostico, de la S.S a la privada, etc. etc. hacen de algunos pacientes lo que son y sobre todo hacen que se desconfié, que se dude, que se tenga un concepto erróneo o simplemente que se divulguen artículos, vídeos o material que puede perjudicar a otros psiquiatras que posiblemente sean todo lo contrario.

Pero pagan justos por pecadores, tanto psiquiatras como pacientes. ¿ solución?
No tengo ni idea. Me encantaría poder ver antes de morirme, que ante todo se unifiquen los criterios, que no se medique " a lo loco" y que exista mas humanidad.
No sé si pido mucho, pero seria el equilibrio perfecto.

Muchas gracias por escribir como lo haces y sobre todo por hacerlo con respeto, que sé que es complicado cuando son temas como estos.

Miguel dijo...

Jesús el nombre técnico de ese tipo de razonamiento es falacia "ad hominem",-me encantan los latinismos- tipo "Freud estaba equivocado porque le olía el aliento" o "Darwin erraba porque era ateo".
En este caso, concreto, creo trataba de señalar el fanatismo cerril y no dejarse llevar tanto por él. Era más señalar las dudosas fuentes que diagnosticar, pero es lo que tienen los escritos, que son poco flexibles.
Abrazos

Miguel dijo...

K-M- gracias otra vez por tu valiente sinceridad. Creo que parte fundamental del tratamiento es la relación y ajustar lo que cada uno quiere. Mira si dejar tres tratamientos quiere decir cambiar tres veces de psiquiatra o dejar tres veces las pastillas, o hastenido psi que no consideras como tratamiento.
Un abrazo.

Miguel dijo...

Anónimo, en cuantos puntos coincidimos,.... en la inutilidad de una guerra entre pacientes y médicos en las que ambos perderían (no olvidemos que la identidad del médico la forja el reconocimiento del paciente), la falta de humanidad y de recursos personales en algunos médicos,
Creo que en general la mayoría actúan bien. Hace años pensaban que eran buenas las sanguijuelas y las aplicaban, hacían lo que la sociedad les demandaba...
También hablas del rosario de profesionales por el que se pasa, en parte por el divorcio de facto entre psiquiatría pública y privada, que no acaban de dar una red amplia, universal y bien dirigida. (Y esos hijos bastardos -sin ser peyorativo, que han existido bastardos más nobles que los llamados legítimos- que se han denominado fundaciones)
Y que decir del uso del diagnóstico psiquiátrico para pacientes/personas que son insoportables por no saber establecer una relación sana.
Y la solución,... no la sabemos pero hasta entonces la prudencia, el reconocer que no sabemos, que todos/ningunos tienen la razón y tirar para delante ayudando lo que se pueda a quien se deje.
Muchas gracias por tu comentario, que acompaña el camino.
Saludos.

pere dijo...

obviamente una generalización tan amplia no convence mucho, pero es interesante ver los mecanismos de defensa del que se siente atacado cuando atacan 'la psiquiatría'.
si en lugar de psiquiatría en general, habláramos de un psiquiatra en particular, el test sería sencillo: presenteme las personas a las que Vd ha atendido y ahora estan mejor. porque si solo puede presentarme una especie de vegetales que antes habían sido humanos, Vd. ha olvidado aquello de 'primum non nocere'.
saludos,
Pere

Kraepelin dijo...

Ya hace tiempo (a raíz de leer sobre el cáncer y conocer diversas experiencias de gente muy variada en primera persona) me re-volvió esa idea que tanto me ronda por la cabeza hasta el punto de pensar que en ciertas sociedades-culturas-grupos mi trabajo como psicólogo no haría falta, porque cada uno sabría resolverse sus crisis-problemas...

Esa idea es la fascinante capacidad que tiene el cuerpo humano para gestionar las cosas que le ocurren, que yo suelo centrar en un simple corte en un dedo, y como sin hacer nada de manera consciente y/o voluntaria esa herida es reparada sin mayores consecuencias y apenas sin darnos cuenta...

En el tema de la salud mental quizá sea un poco más complicado, o quizá solo sea una educación amputada de su parte socio-emocional y personal (cada uno se las gestiona como buena-mente puede o según como le reflejaron sus familiares-referentes más próximos los diferentes patrones de pensamiento-comportamiento "1º el pensamiento, después el lenguaje"), centrándosenos en la intelectual...

Ello me recordó a unos estudios de Eysenck que nos comentaron en la facultad (es curioso que recuerdo muy muy muy pocas cosas de las supuestas clases magistrales de aquellos años -alguno se salva, que conste- pero lo poco que recuerdo me suele ser de utilidad), sobre la eficacia de las psicoterapias y las razones de esa eficacia -incluida la "no psicoterapia" tan-bien llamada "remisión espontánea"...

En alusión a lo que comentáis, una de las conclusiones era que el tipo de terapia no era tan importante ni determinante, sino lo era el tipo de relación que el terapeuta establecía con la persona (sigo, ya desde la Uni, aborreciendo la palabra paciente, y más en salud mental donde es fundamental que sea más agente que el terapeuta, donde este pasa a ser un -ser- paciente que espera cambios en un otro) fuera de la orientación que fuera...

Por tanto, la clave está en la calidad-dez de la relación... tiene razón, ese tu amigo, no hay psiquiatría -tal y como no hay psicología-, hay psiquiatras...

Os dejo el enlace donde hacen referencia al estudio de Eysenck, de un blog inicialmente interesante...

Eduardo

Kraepelin dijo...

http://yontorress.blogspot.com/2009/01/usos-y-abusos-de-la-psicologa-de.html

¿Psicoterapia o Terapia de Conducta?

La crítica que Eysenck realizó a la pretendida eficacia de las psicoterapias y su defensa de la Terapia de Conducta como la orientación clínica más eficaz para el tratamiento de los desórdenes neuróticos arrancó en su artículo «Los efectos de la psicoterapia: una evaluación» (Eysenck, 1952b). A pesar de que la psicoterapia (básicamente de orientación psicoanalítica, aunque no de forma exclusiva) era una práctica médica muy extendida y poseedora ya de varias décadas de tradición, Eysenck encontró que no había ninguna evidencia empírica que probase su eficacia por encima de la ausencia de tratamiento. Más allá de la consideración freudiana de que el psicoanálisis era el único camino a través del cual se podrían resolver los problemas neuróticos, Eysenck observó en su práctica en el Mill Hill y en el Maudsley Hospital que muy a menudo estos trastornos remitían sin necesidad de un tratamiento explícito, y que la frecuencia de esta remisión era comparable a la eficacia que los psicoterapeutas obtenían mediante sus largas y complejas intervenciones. La conclusión que de esta comparación se extraía era inquietantemente obvia.

Semejante afirmación desencadenó una sucesión de respuestas más o menos encendidas. A pesar de que Eysenck se había cuidado especialmente de no afirmar que la falta de efectividad de las psicoterapias estaba probada, sino que (y el matiz es fundamental) aún no había pruebas empíricas de su efectividad, este trabajo levantó una ola de indignación contra Eysenck en los círculos psicoanalíticos. Los estudios acerca de la efectividad de las psicoterapias se han ido sucediendo desde entonces sin que las conclusiones que de ellos se obtienen alteren sustancialmente las mantenidas por Eysenck en su trabajo de 1952, –entre las últimas revisiones y metaanálisis caben citar, por ejemplo, los de Rachman y Wilson (1980), o los de Svardberg y Stiles (1991). Por otro lado, los escasos trabajos en donde sí se concluye cierta eficacia en la capacidad de la práctica psicoterapéutica para resolver los desórdenes neuróticos, –por ejemplo, el muy citado libro de Smith, Glass y Miller (1980)–, basan sus conclusiones en un dudoso análisis de los datos, de forma que una revisión rigurosa y prudente de los mismos no permite concluir que las terapias freudianas, adlerianas, centradas en el cliente, etc., produzcan efectos muy superiores a los de las terapias placebo (Erwin, 1986; o el propio Eysenck, 1994, 1997).

mariluz dijo...

Hola!! llego tarde.. pero me encontraba buscando vídeos relacionados con el tema y me apareció tú página.
Yo te hablo como paciente y a mí la psiquiatría y psicología me ha jodido, pero actualmente me ayuda a poder hacer mi vida normal.
Un saludo,María

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.