Páginas

jueves, 12 de agosto de 2010

Cannabis

Tengo tendencia a evitar las polémicas, las discusiones. Pero me pidieron que escribiera sobre el cannabis para gente que conoce poco y dando una visión neutra. Como pasa con algunas figuras históricas una visión neutra es muy similar a la visión de los partidarios o la de los enemigos. Es difícil mantenerse neutral en este tema por las experiencias y expectativas, porque toda percepción pasa por el filtro de las emociones y por que uno que es sujeto y no puede ser objeto. Muchos artículos científicos son directamente financiados por algún interés económico. Esto viene a ser como preguntar a un bodeguero si el vino es bueno para la salud o a un empresario de industrias cárnicas por las bondades de ser vegetariano.
Los artículos que cito aquí no los ha financiado ninguna industria farmaceutica - al menos que yo sepa-.
Y antes de hablar del cannabis, sabiendo que en este tema hay mucho elitista, mucha singularidad -más o menos como con el vino actualmente y con el tabaco anteriormente- perdonen mis múltiples errores, mi intención es puramente divulgativa.
Los primeros experimentos con cannabis provienen del Club des Hachischins (Club de consumidores de hachís), fundado a mediados del XIX por el psiquiatra Moreau de Tours. Su obra fundamental es Du hachisch et de l'aliénation mentale (Del hachís y de la alienación mental) en la que consideraba el cannabis como "un medio poderoso y único de exploración en materia de patogenia mental", es decir, que las experiencias con cannabis te permitían explorar el mundo de los alienados (los pacientes psiquiátricos con trastorno mental severo) Tenía la esperanza de poder utilizar el cannabis en el tratamiento de algunas enfermedades mentales, pero ya en aquella época vieron que causaba síntomas similares y, en ocasiones, la propia enfermedad.
Este año han aparecido dos artículos en buenas revistas científicas con estudios prospectivos. Un estudio prospectivo es un estudio en el que eligen a un grupo de gente y los siguen durante años a ver cuáles son sus hábitos y lo que les sucede. No es lo mismo coger a cien pacientes deprimidos y ver si han fumado –estudio retrospectivo-, que coger a cien personas ver cuántos fuman, cuántos no fuman, seguirlos diez años y ver si se deprimen más los fumadores que los no fumadores. Este segundo tipo de estudio -prospectivo- es más caro, más complicado y más preciso. Evita sesgos de la memoria del paciente y del observador, además permite valorar más los factores de confusión.
En marzo el Archives Of General Psychiatry nos dice que el consumo prematuro y prolongado de cánnabis se relaciona con la psicosis. Lo que hicieron John McGrath, y su equipo del Instituto del Cerebro de la Universidad de Queensland, en Australia fue ir evaluando a 3.801 adultos jóvenes nacidos entre 1981 y 1984. A los 21 años de seguimiento compararon el consumo de cánnabis en los últimos años con varias medidas sobre psicosis. El 17,7% había consumido cánnabis durante tres o menos años, el 16,2% durante cuatro o cinco años y el 14,3% durante seis o más años. Los resultados fueron claros, a más tiempo consumiendo mayor riesgo de psicosis (el doble) y multiplicaban por cuatro su capacidad para tener delirios. Además, los individuos que habían experimentado alucinaciones en etapas tempranas de su vida eran los que habían consumido cánnabis de manera más precoz y frecuente. No es raro el resultado ya que el cannabis es una droga psicotrópica que modifica la percepción de la realidad (interna y externa) del sujeto que la toma.
En el British Journal Of Psychiatry en abril publicaron los resultados del consumo ocasional de cannabis en la adolescencia, un estudio de seguimiento de 10 años. Tomaron 1943 estudiantes de escuelas secundarias y los entrevistaron en ocho ocasiones desde que tenían 15 años hasta los 24 años. Vieron que los adolescentes consumidores ocasionales de cannabis que continuaron con un consumo ocasional hasta la edad adulta temprana tuvieron mayores riesgos de desarrollar una dependencia al alcohol y de consumo de drogas ilícitas, así como menos posibilidades de completar algún grado de educación después de la secundaria que los no consumidores. Aquellos que consumían cannabis, por lo menos una vez por semana durante la adolescencia o a la edad de 20 años, se encontraban en mayor riesgo de tener problemas de consumo de drogas en la edad adulta temprana. Aquí surgen dos opciones: o bien eran ya personalidades adictivas que se hubiesen “enganchado” a cualquier droga o bien el cannabis ha generado sus efectos sobre la personalidad del individuo convirtiéndolo en un adicto.
Es decir, que el consumo de cannabis reporta mayor riesgo de psicosis, de alucinaciones, de consumo de otras drogas y de escaso rendimiento académico tras la secundaria.
A raíz de la proliferación de sin-semilla o “skunk” –una variedad de marihuana con altísimo contenido de THC- observaron que aumentaban los casos de psicosis, así, tras un estudio publicado en British Journal of Psychiatry, 2009; 195, (6):488-491 relacionaron que las concentraciones del ingrediente activo del cannabis, el delta-9-tetrahidrocanabinol (9-THC), incrementan el riesgo de psicosis
Lo que me extraña es que cuando descubren que el THC es útil para disminuir los vómitos de los enfermos terminales den la noticia en todas partes a bombo y platillo y cuando descubren que los consumidores de cannabis tienen un alto riesgo de desarrollar psicosis, nadie se haga eco de la noticia.

11 comentarios:

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola. Seguramente esto es debido a la singularidad de la noticia. Es noticia que se descubran usos positivos de la droga, no es noticia lo contrario porque ya sabemos que el que consume drogas va al infierno.
A mi me parece que lo interesante no es que exista relación, que la hay indudablemente, sino la dirección, la calidad de esa relación. Todos conocemos el típico estudio de la relación existente entre la TV y el colesterol ¿o no?. Por otra parte me parece muy dificil por no decir imposible descargar de contenido ideológico una investigación como esa. Me explico: ¿por que no ver la relación entre rezar el rosario a los catorce y el desarrollo de delirios psicóticos?¿porqué no hay estudios para ver si hay relación entre un fundamentalismo alimentario (solo comer estrictamente cosas sanas) precoz, y el desarrollo de psicosis? o un estudio sobre la relación entre el consumo de café precoz y el desarrollo de psicosis, y así hasta el infinito. Sospecho en que detrás de la no existencia de estudios así está la ideología. El realizar el estudio ya es una acción ideologizada.
En cualquier caso muy interesante, y espero que se abra un debate interesante.
Saludos.

David González dijo...

Yo tengo una pregunta. Aquí en California el consumo de cannabis es legal siempre que se haga con receta médica, algo no muy difícil de conseguir según me cuentan....

Y mi pregunta es: ¿hay datos fiables de que haya muerto alguien alguna vez por consumo de cannabis? Y me refiero a consumo directo, no muertes como resultado de conducir bajo los efectos, etc...

Porque de no ser así esta droga sería mucho más inocua que por ejemplo el alcohol....

Miguel dijo...

Vaya David, que preguntas me haces….
Lo del cannabis en EEUU fue una de las promesas electorales de Obama que le gano votos por parte de un importante sector de la población.
Ya sé que suena raro, pero en círculos nada conspiranoicos –comentaristas políticos durante las elecciones- dijeron que cuando ganará Obama se aprobaría el uso médico de la marihuana porque era eso, un promesa electoral.
Lo de muerte por cannabis no conozco ningún caso descrito, de psicosis por tóxicos tengo varios no en libros, sino en mi consulta.
Apatía cannábica también conozco casos. Casos que me recuerdan aquel slogan que decía Karl, gran periodista filósofo, : “la religión es el opio del pueblo”. Ahora el cannabis –entre otros- se está convirtiendo en el opio del pueblo. Quizás porque hay menos capacidad para entender la metáfora y más para vivir en ella.
Creo que fue en “desde el manicomio” donde leí eso de que los neuróticos hacen castillos en el aire, los psicóticos viven en ellos y los psiquiatras cobramos el alquiler…
Los fumetas eran okupas que pagaban un precio bajo a gente que tiene un negocio muy, muy lucrativo -sin llegar a ser la industria farmacéutica- y me temo que en breve -20 o 30 años-se les acaba el negocio y los psiquiatras les cobraremos el alquiler también a los okupas.
La mentalidad de la sociedad está cambiando poco a poco, si ahora saliera un fármaco basado en el cannabis habría pocas reticencias a prescribirlo, pero en cuanto nos jubilemos una generación en la que el cannabis no era tan popular como ahora será un best seller mayor que el “procaz”. Pero el nuevo fármaco –hagan sus apuestas- no ira hacia a depresión, ira hacia el dolor crónico, que es la patología que están sugiriendo/sugestionando, cada vez con más fuerza (esto por cierto merece una entrada) para evitar el estigma del paciente psiquiátrico y poner la postura de la victima, que es más reconfortante
La imagen de la hoja de María verde vende más que el logo de coca cola. Se ve en gorras, camisetas, móviles, mochilas…. Los niños dicen caca en un chiste y se ríen, los preadolescentes dicen teta y se ríen, los adolescentes tardíos dicen marihuana y se ríen… mirad sino las comedias tipo dos colgados muy fumados (muy graciosa por otra parte), etc…. Hay muchos adolescentes que viven una falsa personalidad basada en la mascara de la marihuana. Una paciente, muy inteligente y lúcida, recientemente me comento que el hachís había sido su novio los últimos años.
Hace cincuenta años la máscara que escogían la gente que le costaba crecer supongo que serían la política o la religión –hablo de nuestro patrio e ibérico medio- ahora es el cannabis.

Respecto al alcohol he de decir que es una droga peligrosa. Muy peligrosa. Ha sido la droga de la humanidad y más del mundo occidental. Es una lacra y posiblemente-esto que digo es una apuesta arriesgada- conforme aumente el número de adictos al hachís descienda el de alcohólicos. Creo en Durkheim y la necesidad social del número de “loquesea”. Para cambiar la incidencia de las patologías, la patoplastia e incluso hacer desaparecer ciertas patologías hay que cambiar la sociedad.

No existe droga inocua. Todo lo que coarta tu capacidad de elección es terrible –si, incluyo aquí la educación que no forma sino deforma-. Para ver en directo el cannabis, aparte de darte una vuelta por cualquier instituto, universidad, bar,… te aconsejo ver lo de “21 días fumando cannabis”
Ahora bien hay que decir que esa chica, que no le gusto la experiencia del cannabis, luego se metió a “21 días sin comer” con anoréxicas y casi se engancha a eso…
La adicción como característica del ser humano es interesantísimo, muy duro pero interesantísimo. Por cierto, enhorabuena por el examen.

Anónimo dijo...

Bueno, sin comentarios, esto se merece una comida conjuanta y una exposición de ideas conjunta.
todos tienes su parte de razón en su justa medida....

Anónimo dijo...

el que consuma cannabis y crea que no le afecta está súper engañado, quizás no acabe psicótico...pero hay que ser connscientes de lo que nos tomamos. La marihuna no es " santa " ni es la cura de naciones... he fumado casi durante 10 años de mi vida, nunca he tenido ningun brote psicótico,ni depresión, pero sí reconozco que hacia el final de esos 10 años, me estaba volviendo bastante insegura... bueno, resumo. me parce bien que cada uno consuma lo que quiera pero hay que desmitificar las cosas, tanto por el lado de los que nos venden lo de ir al infierno, como de los que dicen que la maría es la hierba santa y todas esas marcianadas, tenemos que ser concientes de lo que consumimos y punto...

Anónimo dijo...

bueno pues no me convence mucho este articulo, todos los ke fumamos sabemos ke si eres tendente a tener una enfermedad mental el canabis es peligroso, y todas las drogas ilegales..
pero lo psicofarmacos? pork solo se escribe de lo buenos ke son y no hay articulos de los efectos secundarios? de eso si ke ha muerto gente.. y aki estamos poniendonos hasta las patas de drogas legales de farmacia sin saber exacatmente ke efectos secubdarios pueden tener, ya ke nadie los sabe..

Miguel dijo...

sobre los psicofármacos, si que tienen efectos secundarios, y algunos se conocen y se avisa sobre ellos. Hay un prospecto, que la gente lo lee y despues dice "esto yo no me lo tomo".
Con la marihuana no vienen prospectos, con el vino -aparte de "contiene sulfitos"- tampoco vienen prospectos, del tipo de "el consumo continuado de este producto le puede producir cirrosis, aumentar el volumen de sus eritrocitos y alterar sus enzimas hepaticas".
Hay muchos blogs escritos por pacientes y profesionales que hablan de la medicación psiquiatrica de una manera crítica y con muy buena base. Los blogs que enlazo enlazan con otros y estos a su vez con otros que verás que no hablan bien de la medicación. Cierta parte de la sociedad habla bien de la medicación de una manera dogmatica, igual que cierta parte de la sociedad habla bien del cannnabis de manera dogmatica. El tema es evitar el pensamiento totalitario de "todo bueno" "todo malo".
Aprovecho para comentar que el razonamiento de "yo hago esto que está mal pero ese hace esto que está peor" es un razonamiento tramposo, no quita que lo uno sea malo.

Miguel dijo...

Jesus, compañero, disculpa que haya tardado en contestar, lo he dejado en adobo un tiempo. Seguro que hay sesgos en el planteamiento. Uno sólo se plantea lo que puede plantearse y de las diversas opciones que puede, elige la que quiere y/o le conviene. El ambiente social es el que nos da las hipotesis (al respecto los articulos de los memes que aparecen citados en desde el manicomio)
Hay limitaciones inmensas, en los planteamientos. Quien se iba a plantear hace cincuenta años que la úlcera tenía un componente infeccioso, o que el valor no estaba alojado en el pecho…

Tienes razón que no se puede evitar un sesgo en la elección, en la formación, en la visión, y que más nos valdria hacer investigaciones sobre la educación afectiva, el matoneo en los colegios y su influencia a largo plazo, el sueldo bajo y su relación con la infelicidad, el porqué los niños violentos son animados por sus compañeros cuando hace 30 años eran repudiados.. pero algo hay que nos desmotiva a realizar o publicar esas investigaciones, y no me refiero solo a intereses económicos, éticos o estéticos. Los interesés en investigaciones en hipótesis extrañas suelen despertar algo parecido al asco en la sociedad general. A esas tres etapas de la verdad que pones en tu blog http://haymicabecita.blogspot.com/?zx=ef31c6edf9b3f25d de ridiculizada, violentamente rechazada y aceptada como evidente falta la superación por parte del investigador de sus propios frenos .

El hecho de que el cannabis es un neurotóxico es patente. El alcohol, algunos psicofármacos y más sustancias desconocidas tambien, y puede que en mayor .
El que es noticia y que no me da que pensar... Creo que es noticia a nivel general lo que paga por ser noticia. El mundo de la noticia está mercantilizado. La información - hablo de la información de fácil acceso- está dirigida a la conducción de las masas hacia opciones cerradas (el topico de los beatles o los stones y la pepsi o la cocacola negando toda opción)y a la formación de opiniones.
Por eso me extraña la rápida aparición y conducción de noticias venturosas sobre el cannabis,
Lo del infierno.... al infierno ya no va nadie, el Papa anterior dijo que no existía, y el Papa es infalible. Supongo que leyó aquello de Sartre de que el infierno son los otros, miro a su alrededor, -en la alta política vaticana-, y vió que era Verdad.
El tema del cannabis es un tópico. Muchos adictos hacen brotes psicoticos muchos consumidores se convierten en adictos. Ya sabrás que se fija a las grasas, que dura un mes en el organismo y que por eso no se nota el mono, pero es adictivo. Que la permisividad que hay hacia esta sustancia –en oposición con la permisividad cero hacia el opio y derivados mórficos- se basa en un sistema en el que todo el mundo consume, policias, jueces, etc… asi no ven que en algunas personas es peligroso: ya conocerás los estudios valina valina valina metionina y su relación con la psicosis.
De todas maneras temo este movimiento procannabis igual que temo la minimización de los efectos de psicofármacos por un tema númerico. Si uno de cada cien tiene un efecto letal y lo toman sólo cien, hay una baja en nuestra sociedad. Si lo toman 1000 hay 10 bajas, etc....
Ya ves, simplemente una cuestión social....

Anónimo dijo...

tienes mucha razon en muchas cosas ke dices miguel"El tema es evitar el pensamiento totalitario de "todo bueno" "todo malo".

te paso una información ke kizas te interesa..
http://energycontrol.org/jml/

a kien le siente bien fumarse un porrito ke se lo fume, a los ke no podemos por tema psikiatricos pues no..

Y mientras aki en mi vida sana sin drogas, haciendo deporte cuidandome la alimentacion y zurrandome a drogas de farmacia, he de decir ke jamas he tenido tan mal el higado, el colesterol y las analiticas tan lokas ke estoy teniendo ahora, ni en mis epokas de consumo masivo..acambio tengo una sensacion de paz en el interior de mi mente, como supongo ke las personas ke se fuman porros , se relajan y pueden seguir con sus actividades diarias perfectamente sin consecuencias ni a corto ni a largo plazo.

Miguel dijo...

Gracias por el enlace, una iniciativa interesante (y más si se hiciese seguimiento de los consumidores a largo plazo).
Suerte con la vida sana, el deporte es de lo mejor, creo que dedicaré una entrada a ello.

Jesús Castro Rodríguez dijo...

Hola. Gracias por el tiempo que has dedicado a contestar, en verdad eso dice mucho de ti. Gracias.
No me gusta hablar de sustancia adictiva, actividad adictiva o lo que sea, puesto que parece responsabilizar a la sustancia del uso que hacemos los humanos de ella. Para las máquinas tragaperras se habla también de síndrome de abstinencia y adicción y tu me dirás donde están las toxinas.
El otro día diernon un programa sobre el cannabis, 21 días. Me pareció horrendo, y de una falta de respeto hacia una figura como Antonio Escohotado, increible. ¿Porque no hicieron un programa de 21 días fumando cigarrillos? (sin ser fumadora, claro).
Evidentemente los argumentos maniqueos de poco sirven, pero me parece que la carencia de información, la deformación de la misma, el situar la responsabilidad en sitios imposibles, son lo que verdaderamente daña y mata.
CReo que soy una persona abierta y me molesto en tratar de comprender de lo que hablo, experimentando, cuando es posible y la idea no me provoca un rechazo que no quiero o puedo superar. Trato de comprenderlo con la experiencia.
Cuando los medios empezaron informar de muertes por consumo de extasis en jóvenes, conseguí que un contacto me consiguiera una pastilla de éxtasis para experimentar que era aquello, y como era posible que produjera semejante efecto, y porqué no vamos a decirlo, por curiosidad pura.
Fué una experiencia enrriquecedora, y muy ilustrativa. Los chicos murieron y mueren por falta de información y por el panfilismo y conservadurismo de muchos. En aquella época contacté con energy control (entre otros) informandoles de lo que iba a hacer, de quien era yo, de como podia verificar la composición de lo que iba a consumir, y como consumirlo de forma segura. NO obtuve respuesta. ASí que lo hice por mi cuenta y riesgo como muchos muchachos hacen.
El efecto que hace esa droga no es como el alcohol, que puede ser con la que mas familiarizados están los jóvenes. Sube de golpe y porrazo y cuando menos lo esperas. Así que después de un rato sin notar nada, te tomas otra dosis a ver si.....Y claro, la muerte viene por sobredosis.
En mi caso, tuve la precaución de consumir aquella pastilla con mucha cautela, y con la unica recomendación de beber solo agua.
No se el efecto que le hará a los demás, pero lo que es a mí, solo puedo hablar bien de la experiencia. Entiendo también el motivo de que la gente se pueda enganchar a esta droga, como a otras que no he probado (ni pienso probar, mas que nada, por MIEDO a que me guste).
Los responsables de exponer la información, no se van a arriesgar a decir las cosas de esta forma, pero el meter miedo, no hablar con propiedad, y ocultar parte de la información parece que no evita que continuamente la gente haga un uso excesivo y/o problemático de las drogas. Desinforman por cuestiones políticas, sus cuellos dependen de que la gente esté de acuerdo, no de que beneficie a la gente, así que dan información políticamente correcta.
El decir esto que digo, podría entenderse en determinados foros como una apología de las drogas. Nada mas lejos de mi intención, ni de mi propia persona. Simplemente creo que hay que informar rigurosamente porque son las personas las que tomas las decisiones últimas, y tenemos la responsabilidad, los profesionales, de que puedan tomarlas en las mejores condiciones posibles. Y esto solo puede ser cuando esta información es veraz. No se puede o no se debe de tratar a la gente como niñitos a los que se les dice "esto caca, porque lo digo yo". Mejor como adultos: "mira esto tiene este efecto a corto plazo, este a medio y este a largo. En caso de que decidas esto, hazlo así para minimizar en lo posible esto y esto. Corres este y este riesto, y esto y esto no se sabe". Me parece mucho mejor.
Un saludo desde otra isla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
psiquiatriapitiusa.blogspot.com/ by Miguel Ruiz-Flores Bistuer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at psiquiatriapitiusa.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://psiquiatriapitiusa.blogspot.com/.